Haz galletas de chocolate y mantequilla de maní

Para estos días de invierno no hay nada mejor que comer algo rico, dulce y calientito, como son las galletas con mantequilla de maní caseras. Alessandra Riveros, de @manitosquecomen, nos enseña lo fácil que es prepararlas en casa y #EnMenosde30’.

De acuerdo a la experta cocinera, para preparar la mantequilla de maní en casa necesitas tener una licuadora poderosa, idealmente con motor reversible. «Mi recomendación para hacer mantequilla de frutos secos es usar una licuadora que tenga 2 caballos de fuerza, 4 cuchillas y motor reversible, como la Oster Xpert Series. Mucha gente utiliza productos convencionales, sin conocer su potencia, y termina fundiéndolos. Esto hace que quede ultra cremosa y puedas hacerla muy rápido».

La cocinera también recomienda usar maní sin sal, tal como viene, o darle un leve tostado para acentuar el sabor de sus aceites. Añade que «el maní en recetas dulces da ese toque salado y cremoso. Hace un contraste perfecto con el chocolate y, además, hace que en esta receta las galletas sean contundentes y produzcan saciedad».

Mantequilla de maní

Ingredientes (para 1 taza de preparación)

  • 2 tazas o 250 grs de maní sin sal.

Preparación

En una licuadora procesa el maní sin sal o tostado.

Lo primero es triturar el maní, luego pulverizarlo y de ahí, sin agregar agua ni aceite, tener paciencia a que se haga la mantequilla. Cuando veamos el clásico “remolino” es porque está lista y sedosa.

Galletas de chocolate y mantequilla de maní casera

Ingredientes

  • 1 taza de mantequilla de maní.
  • 2/3 taza avena.
  • 6 cucharadas azúcar de coco (o la que tengan en casa).
  • 1 huevo.
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla.
  • 1/2 cucharadita bicarbonato de sodio.
  • 1/2 taza chips de chocolate.

Preparación

En un bol mezcla el huevo, azúcar y bicarbonato. Incorpora la taza de mantequilla de maní elaborada en casa, la esencia de vainilla y luego la avena. Al lograr una pasta pegote formada, agrega los chips de chocolate con cuidado. Lleva el bol al frío por 20 minutos y luego, con las manos, toma un pequeño puñado, forma la galleta y ubica en la bandeja del horno eléctrico cubierta con papel mantequilla, aluminio o silicona. Lo ideal es que quede de 1 centímetro de grosor.
.
Lleva al horno precalentado a 180°C, con calor arriba y abajo, por sólo 10 minutos. Visualmente, empezará a dorarse el borde. Pero, ojo, salen blandas y deben estar blandas al centro. Deja enfriar en la bandeja por 1 minuto y luego, con mucho cariño y amor, pasa a una rejilla a que se enfríen completamente.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: