Vinos de lujo crecen casi 10% en el último año

La categoría de vinos súper finos o de lujo registró en Chile durante 2018 un crecimiento de casi 10%, liderado por variedades como Cabernet Sauvignon o Sauvignon Blanc. Así lo informó Elena Carretero, presidenta de la Asociación de Marcas de Lujo (AML), quien agregó que hay otras cepas que han ido ganado terreno como el caso del Carignan, Semillón, País y Petite Sirah.

También este aumento se explica por «un consumidor que tiene mayor poder adquisitivo, es más sofisticado y tiene un interés por estar bien informado. Es por esto que busca vinos premium, orgánicos provenientes de viñas más sustentables”, agrega.

En ese mismo contexto, la representante de la AML explica que existe una doble causa que explica el crecimiento de la industria de los vinos de lujo en Chile. “Por un lado, la oferta de productos o servicios ha potenciado dos industrias: la del vino de alta calidad y hotelería. Por otro lado, en la demanda de productos y servicios de lujo ha habido un crecimiento impulsado por un mercado interno más consolidado en este segmento. Y también por la entrada de turistas extranjeros, lo que ha provocado que Chile se convierta en una plataforma de servicios para la región”.

Dado ese contexto, la Asociación de Marcas de Lujo está potenciando la creación del lujo vitivinícola. “Este nuevo concepto está relacionado a la elaboración de vinos súper finos y al enoturismo, el cual está pasando a ser un negocio cada vez más importante para las viñas. Es el caso de Santa Rita, Vik y Lapostolle, las cuales se posicionan en el Top of Mind del mercado de lujo”, exponen desde la entidad.

Con respecto al enoturismo, desde la Asociación aseguran que va al alza. «Ha habido un aumento importante de divisas en torno al enoturismo, el cual bordeó los US$ 453 millones de dólares en 2017. Especialmente en el Valle de Colchagua y Valle del Maipo». Asimismo, desde la agrupación apuntan a que este año se espera duplicar las visitas de chilenos y extranjeros al mundo del vino.

De acuerdo a estudios de Enoturismo Chile, junto a la Subsecretaría de Turismo, Chile ha sido galardonado en dos oportunidades como el mejor lugar para hacer enoturismo a nivel internacional. En este escenario, cuando se realizó un diagnóstico respecto al enoturista durante 2018, el 45% aproximadamente fue chileno y el 55% extranjero (principalmente entre 35 y 44 años).

“Santa Rita es una de las viñas más visitadas de Chile, la cual ofrece una propuesta patrimonial que cuenta con hotel, restaurante, tours y museo. Vik entrega una excepcional arquitectura y diseño, con una bodega semienterrada como parte de su geografía y un hotel de lujo que tiene una vista imponente. En relación a Lapostolle, es parte de un proyecto impulsado por sus dueños de descubrir en Apalta un buen número de antiguas vides de Cabernet Sauvignon y Carmenere traídas desde Francia. Todas en muy buenas condiciones y únicas en el mundo”, finaliza Elena Carretero.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: