¿Sabes por qué actividad física y carne deben ir de la mano?

Compártelo:

El 74% de la población adulta en Chile padece de obesidad, liderando este ranking entre los países que conforman la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico). Se trata de una tendencia que ha ido en alza desde hace varios años, pero que se ha visto incrementada a partir de la pandemia.

Las restricciones para salir, el teletrabajo y la ansiedad que genera este escenario incierto, son algunos de los factores que han contribuido al alza de peso. Sin embargo, esto también ha impulsado a muchos a buscar alternativas para tener una vida más saludable.

Bajo este contexto, la actividad física ha sido la opción que han tomado muchos para mejorar no solo el número que indica la balanza, sino que su calidad de vida en términos físicos y emocionales. Actualmente los gimnasios ya abrieron sus puertas y a la vez, existe la posibilidad de realizar actividad física desde casa, ya no estamos en cuarentena, por ende, no hay excusas.

Sin embargo, hay algo que pocos saben y esto es que, si haces deporte, es vital que tu entrenamiento –sea cual sea- vaya de la mano con el consumo de proteínas. De lo contrario, el resultado podría ser sinónimo de fatiga muscular, lesiones, afectación del sistema inmunológico, entre otros problemas de salud.

Proteína animal versus vegetal

Cintia Demmer Werner es nutricionista de  la Unidad de Traumatología y Medicina Deportiva de Clínica Alemana Osorno. Ella indica que “las carnes son fuentes de distintos nutrientes importantes para quien hace deporte. Por el complejo de vitamina B, principalmente la B12, siendo ésta un nutriente crítico. Además, son fuentes de minerales imprescindibles, independiente del tipo de entrenamiento que practique la persona, tales como el hierro y el zinc”.

¿Es lo mismo consumir proteínas de origen animal (carne) que vegetal? La respuesta es no. “La ventaja de la proteína de la carne es que contiene todos los aminoácidos esenciales, es decir, son proteínas de alto valor biológico. Eso se traduce en una síntesis eficiente de proteínas y formación de tejidos, reconstrucción de musculatura y reparación de órganos en el organismo. A diferencia de las proteínas de origen vegetal que no contienen todos los aminoácidos esenciales y, por esto, deben ser combinadas con otros alimentos. Es la única forma para lograr una proteína de buena calidad, similar a la de las carnes”, aclara la experta.

La proteína de origen animal contiene todos los aminoácidos esenciales, a diferencia de la de origen vegetal.

“Con respecto al hierro, cuando proviene de las carnes, es mejor absorbido y aprovechado por el organismo. Cuenta con mayores porcentajes de absorción con respecto al hierro vegetal, que es muy difícil de absorber. Y deben ser acompañados por alimentos altos en vitamina C para mejorar su absorción. En cuanto al zinc de las carnes, ocurre lo mismo. El de origen animal tiene una mayor biodisponibilidad que el vegetal”, agrega la nutricionista.

Por ende, si hacemos ejercicios sin tomar en cuenta que es importante alimentarnos de manera correcta, pueden ocurrir varios problemas. La deficiencia de hierro es una de los males más frecuentes. Pero también nuestro rendimiento físico se ve perjudicado y ponemos en riesgo nuestra salud.

Suplementos y proteínas

¿Sirven de reemplazo los suplementos con proteínas? “Todo depende de las necesidades y del tipo de ejercicio que practique la persona. Si tiene una alimentación balanceada y que cumple con los requerimientos, los batidos proteicos no serían necesarios. Pero si no logra llegar con la alimentación a sus requerimientos, entonces ahí se justifican. También depende del deporte. Por ejemplo, en las personas que hacen más cardio, los requerimientos de proteína son más bajos que en las personas que practican fuerza”, especifica la especialista.

De acuerdo, a la experta, “las cantidades de carne o de proteínas que hay que consumir, depende de varios factores. Se calculan mediante fórmulas específicas donde se incluyen la edad, género, estatura, nivel de actividad física, tiempo y tipo de entrenamiento. Y estos cálculos deben ser elaborados y planificados por un profesional en nutrición”.  

Calidad de carnes chilenas

“La carne bovina es una de las mejores fuentes donde se puede extraer proteínas”. Así lo explica, Jairo Azócar, académico del Departamento de Ciencias de la Actividad Física, de la Universidad de Los Lagos.

Por ende, el mercado deportivo es también una oportunidad para nuestras proteínas cárnicas en mercados internacionales.  A modo de ejemplo, en Indonesia el segmento de deportes y nutrición creció de forma significativa en el periodo post-pandemia, con una proyección para los años venideros muy importante.  Por su parte, el mercado para carne bovina crece a tasas cercanas al 6% anual.

Bajo esta mirada, Chile tiene una oportunidad importante para conquistar este mercado. El trabajo para comunicar las bondades del producto nacional será clave para llegar a segmentos de consumidores crecientes, como es el caso de los amantes del deporte. Estos clientes valoran conjuntamente la sustentabilidad de la producción de los alimentos que consumen.

Sergio Willer, presidente de la Corporación de la Carne, explica que “nuestros suelos y pastos otorgan una calidad importante a la proteína bovina.  Tal vez muchos no lo saben, pero la calidad nutricional de los alimentos que consumimos depende de la forma en cómo éstos son producidos en origen”.

La entidad mantiene una alianza de cooperación con ProChile, institución del Ministerio de Relaciones Exteriores. Su propósito es apoyar y profundizar estudios relacionados a la carne nacional, así como profundizar en diversos estudios en la materia. También otorgar conocimiento real y científico de la composición nutricional sobre el origen de los productos cárnicos, optimizando la entrega de información real y veraz al consumidor.


Recibe nuestras novedades

google-site-verification: googlee8a86153e21b9197.html

Te invitamos a que nos dejes tus datos para seguir en contacto y enviarte nuestras últimas novedades.

Al hacer clic en enviar, aceptas compartir tu dirección de correo electrónico con el sitio y con MailChimp para recibir actualizaciones y otras informaciones de interés.

No compartiremos tu información con ninguna otra persona o empresa.

Utiliza el enlace de cancelación de suscripción de esos correos electrónicos para eliminar tu suscripción en cualquier momento.

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: