Entender el contenido nutricional de preparaciones

La publicación del contenido nutricional de las preparaciones en productos, restaurantes o casinos ofrece una oportunidad para educar a las personas. Es muy importante saber lo que consumen, mejorar la conciencia de los tamaños de las porciones y motivarlos a elegir opciones más saludables. Sobre todo, si consideramos que, según la OCDE, Chile es uno de los países con mayores tasas de sobrepeso en Latinoamérica.

Sin embargo, para que esto resulte realmente efectivo lo primero que hay que hacer es educar a la población a leer las etiquetas. Es necesario que entiendan cuáles son los requerimientos básicos que su cuerpo necesita para poder funcionar adecuadamente.

Al respecto, el equipo de nutricionistas de ISS Chile, empresa de servicios de alimentación, nos detallan seis pasos para leer las etiquetas o los valores nutricionales de las preparaciones.

1. Fíjate en el orden de los ingredientes, generalmente los primeros de la lista son los que están presentes en mayor cantidad en el producto y avanzan en forma decreciente. Ojalá esta lista sea corta para que no tenga tantos aditivos y que conozcas o puedas pronunciar todos los ingredientes. Mientras más ingredientes desconocidos tiene el producto es más procesado y menos natural.

2. Presta atención a los azúcares o carbohidratos en el contenido nutricional. Si un producto cuenta con 15 gr de carbohidratos por 100 gr es un producto alto en.

3. También es importante identificar la cantidad de grasas del alimento. Si tiene más de 15 gr de grasas por cada 100 gr es alto en ese nutriente. Será bajo en grasas cuando aporte 3 gr o menos.

4. El exceso de sal o sodio se asocia con la hipertensión y retención de líquidos, por lo tanto, no debemos superar los 5 gr de sal diarios. Si un alimento contiene más 1,23 gr de sal por 100 gr es alto en sal.

5. Generalmente nos fijamos en las calorías, pero es más importante prestar atención a las grasas, azúcares y la sal. Un producto con pocas calorías puede ser menos saludable que uno con más calorías, ya que sus grasas, azúcares y sal pueden ser muy elevados.

6. Por último, y no menos importante, están las proteínas. La cantidad diaria recomendada para prevenir deficiencias en un adulto sedentario promedio es de 0,8 gr por kg de peso corporal. A modo de ejemplo, una persona que pesa 75 kg debe consumir 60 gr de proteína diarios. Esto va a variar dependiendo de la persona y su actividad física.

Con estos seis pasos podrás elegir adecuadamente los productos que compres. Así puedes saber qué incluir y qué no en tus preparaciones y estar más informado a la hora de pedir un plato en un restaurante o casino.

Comparte esto:
error: Este contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: