Escoge el mejor corte de vacuno según el plato

¿Te mandaron a comprar carne para la cazuela y volviste con una posta negra? Para el cocinero este puede ser un error casi tan imperdonable como confundir el cilantro con el perejil. No funciona reemplazar algo tan primordial como la carne en las recetas.

Por lo mismo, te vamos a revelar el secreto que todos los parrilleros y amantes de la carne conocen: cada corte de vacuno tiene su manera y lugar de preparación. Algunos destacan en la parrilla mientras otros solo se lucen en la cacerola. La empresa Athena Foods te entrega algunas sugerencias al respecto.

A la parrilla

Se acerca la primavera y tu parrilla, ésa que tienes guardada desde la primera lluvia, lo sabe. El mayor desafío de asar la carne es el poco control que tenemos sobre la temperatura. Eso puede llegar a ser un gran problema si incluimos cortes que necesiten distintos tiempos de cocción. 

Las mejores opciones que puedes integrar a tu parrilla son aquellos cortes que contengan grasa, ya sea de manera superficial o marmolada. Ella le aporta gran sabor y ayuda a que quede deliciosamente blanda. Para un asado te recomendamos que escojas un lomo vetado o liso, una punta de ganso, entraña o, incluso, un buen asado de tira. ¡Te graduarás de maestro parrillero con esta elección!

Al horno

Siempre es bueno saber que cualquier carne que quede bien a la parrilla quedará buena al horno y a la cacerola también, pero nunca al revés. Cuando decidimos cocinar una corte de vacuno al horno, lo que buscamos es que quede con una consistencia tierna y jugoso. Eso lo podemos lograr gracias a que el horno nos permite controlar la temperatura por largos periodos de cocción para que la carne se ablande de la mejor manera.

Te recomendamos optar por una carne rica y jugosa como la punta picana, tapapecho, costilla, plateada e, incluso, la palanca. También se convierten en excelentes alternativas el huachalomo, sobrecostilla, abastero y tapabarriga.

A la cacerola

Si la parrilla es para la primavera, la cacerola es definitivamente la favorita para los días de invierno. Cazuela, estofado y ajiaco son algunos de esos platos que nos transportan inevitablemente a la cocina de la abuela. Las típicas preparaciones varían de familia en familia, pero hay algo que nunca cambia y es el corte de carne que se utiliza y es que no podemos usar cualquiera.

Dependiendo de la receta puedes encontrar el mejor corte de vacuno para tu preparación. Para la cazuela está el osobuco y el tapapecho, pues quedan deliciosos. Para un guiso la punta paleta es perfecta y para una rica carne mechada te recomendamos el pollo ganso.

Al sartén

Por último, si eres de los que disfrutan con un simple bistec al sartén, te recomendamos comprar un lomo liso o vetado. Un buen tip es cortarlo antes de congelarlo y guardar los trozos en distintas bolsas, de manera que siempre tendrás una porción lista para cuando lo necesites.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: