¿Quedó carne del asado y no sabes cómo se guarda?

Las Fiestas Patrias terminaron, pero de seguro la parrilla no se guarda y el asado en estos días de primavera se seguirán realizando. Sin embargo, muchas veces queda carne y te gustaría guardarla para la semana, pero -tal vez- no sabes cómo hacerlo de forma adecuada.

La nutricionista de Athena Foods, Erica Kowarick, asegura que la conservación de la carne es fundamental para que no pierda sus nutrientes. Entre ellos se cuentan las proteínas; el complejo de vitamina B, como la B12 y B9; además de minerales, como hierro y zinc.

Para un correcto almacenamiento de la carne hay que diferenciar si la carne quedó cocida o cruda. Eso es importante, porque los cuidados son similares, pero no iguales.

Carne cocida

Acá está el primer tip para el correcto almacenamiento de la carne de vacuno cocida, que no va a ser consumida inmediatamente. Hay que mantenerla el menor tiempo posible a «temperaturas de riesgo» (es decir, entre 4°C y 60°C). Se les llama así, debido a que es ideal para que los microorganismos se reproduzcan.

La carne debe ser guardada en recipientes bien tapados o en bolsas de cierre hermético para evitar que se reseque. También para que no absorba olores y mantenga sus propiedades en el mejor estado posible.

Otra forma de conservar la carne cocida es mediante la congelación, la cual ayuda a mantener sus propiedades por más tiempo. Puede durar en el congelador entre 2 a 3 meses, pero si se deja más tiempo puede presentarse una alteración de nutrientes. Esto ocurre, sobre todo, si tiene alto contenido de grasa, ya que ésta comienza a enranciarse.

Es importante que la carne cocida se almacene en los estantes superiores del refrigerador. Se debe evitar guardar debajo o a un costado de alimentos crudos para evitar cualquier contaminación. Así mismo, procura acomodarla de modo que el aire pueda circular a su alrededor.

Carne cruda

Si no alcanzaste a cocinar todo lo que compraste, debes tener en cuenta que una vez descongelada la carne, debe ser consumida antes de 72 horas. De lo contrario, es recomendable guardar en el congelador. En caso de hacer esto, a la hora de consumirla se debe descongelar con varias horas de antelación. Nunca la descongeles en el microondas o al sol. La forma correcta de hacerlo es durante, al menos, 12 horas en el refrigerador.

La temperatura es fundamental. Siempre se debe refrigerar a una temperatura de 4°C, en un recipiente limpio, seco y hermético, de preferencia en los compartimentos inferiores del refrigerador.

La carne contiene una cantidad de agua considerable, lo que la hace muy susceptible a contaminaciones bacterianas.

Tomando estas precauciones de guarda, tu carne para asado conservará su sabor y nutrientes, estando lista para cualquier tipo de preparación.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: