Disfruta todo el año de los alimentos del verano

Saber que en nuestro congelador y a nuestra disposición pueden estar durante todo el año alimentos del verano es muy bueno para nuestra dieta.

En nuestras mentes son los distintos tipos de carnes los que están más asociados al proceso de congelamiento. Pero, la verdad, es que puede ser mucho más amplia la variedad que resiste temperaturas bajo cero. Hablamos de frutas, verduras y hasta hierbas.

La idea de poder comer, por ejemplo, un kuchen de frutillas o un pastel de choclo en pleno julio. En circunstancias normales es casi imposible, por la dificultad de encontrar ciertos vegetales propios del verano fuera de esa temporada.

Sin embargo, si contamos con un buen y espacioso congelador en nuestro hogar esa tarea se facilita. Este tipo de electrodoméstico abre la posibilidad de comer cualquier producto, independiente de la temporada del año. Además, de esa manera le alargamos “la vida útil” a los alimentos.

Factores para considerar

Antes de decidir congelar hay que tener en cuenta algunos factores importantes para hacerlo de la forma correcta. Primero que todo, hay que comprar los alimentos del verano lo más frescos posibles y sin magulladuras.

En el caso de las frutas, que duran alrededor de tres meses congeladas, es mejor meterlas al freezer cortadas y no enteras, por un tema de espacio. Y, una vez congeladas, transferirlas a un recipiente o bolsa hermética para evitar quemaduras por congelación. Lo ideal es un sellado al vacío.

A excepción de los arándanos, la fruta descongelada no sabe igual a una fresca, pero son perfectas para diversas preparaciones como batidos, kuchenes y queques, entre otras.

En cuanto a las verduras, lo recomendado en muchos de los casos es sumergirlas en agua hirviendo por un corto rato (entre uno y 3 minutos). Así se inactivan algunas enzimas que, a muy bajas temperaturas, producen olores y sabores anómalos.

Tanto frutas como verduras deben ser introducidas al freezer sólo luego de lavarlas y secarlas muy bien. Y si son almacenadas correctamente pueden durar hasta un año congeladas. También es bueno tener presente congelar por porciones, ya que solo así podemos hacer un buen cálculo de lo que necesitamos consumir. Nunca hay que olvidar que aquel alimento que se descongeló no puede volver a ser introducido a temperaturas bajo cero.

A modo de ejemplo, el freezer horizontal de Midea es un electrodoméstico eco friendly, por lo que no daña la capa de ozono. También tiene Dual Function, lo que permite convertir fácilmente el congelador en nevera, según tus necesidades.

Comparte esto:
error: Este contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: