lunes, julio 15, 2024
ComidaRecetas

La magia de reimaginar los clásicos navideños en clave actual

Compártelo:

La llegada de la Navidad despierta una serie de desafíos culinarios y gastronómicos que van más allá de la simple elección de menús para Nochebuena y el 25. En el contexto actual, marcado por la creciente conciencia sobre la salud y la sostenibilidad, surge una tendencia cada vez más popular: la reinvención de los clásicos navideños. Este fenómeno no sólo rescata la conexión con el pasado, sino que también se adapta a las nuevas demandas del momento.

En Europa, por ejemplo, la reafirmación de los clásicos se convirtió en la tendencia alimentaria más debatida en las redes sociales el año pasado. Los consumidores, motivados por conexiones emocionales con el pasado y el deseo de calidad y emoción, se inclinan hacia golosinas nostálgicas que ofrecen confort. Según el estudio «Taste Tomorrow» de Puratos, se espera que esta tendencia registre un crecimiento del 22% a finales de este año.

«Chocolates de fuentes sustentables, frutas locales, versiones 100% de origen vegetal y opciones de empaque eco amigables. Son decisiones conscientes que están marcando la pauta en la creación de dulces navideños», observa Evelyn González, vicepresidenta de marketing para Centro, Suramérica y Caribe de Puratos.

La tendencia de reinventar los clásicos se observa en crecimiento en los sectores de panadería, chocolate y pastelería a nivel mundial. Es una de las cinco principales tendencias monitoreadas por Puratos en varios idiomas. «Los productos de la infancia y la pastelería tradicional ocupan un lugar especial en el corazón y en la vida de los consumidores, ofreciendo una sensación de felicidad y bienestar única», señala Taste Tomorrow. El análisis se basa en encuestas a más de 20.000 consumidores en 50 países en el mundo.

Según González, en la región la tendencia a ‘continuar con lo clásico’ ha ido ganando adeptos. Los consumidores latinoamericanos expresan un fuerte deseo de que se reconozcan ingredientes familiares en sus experiencias culinarias. «Esto representa una gran oportunidad para que los profesionales del sector aprovechen el poder de los clásicos y reinventen los productos para fomentar la exploración y el descubrimiento», explica.

Reversiones modernas

La propuesta de Puratos destaca cuatro formas de reversionar los postres clásicos navideños. Se trata de propuestas creativas que combinan texturas y sabores, presentaciones innovadoras, versiones saludables con reducción de azúcares y grasas, y la incorporación de frutas, fibra y granos. Son propuestas sustentables con ingredientes de origen vegetal y procesos que respetan el medio ambiente y retribuyen un precio justo al productor y la clásica como la conocemos siempre.

En las pastelerías, los maestros pasteleros dan rienda suelta a su creatividad, elaborando exquisitos postres que se convierten en el epítome del espíritu navideño. Desde pasteles decorados con motivos festivos hasta galletas con formas encantadoras, cada creación es una obra de arte comestible que añade un toque dulce a las celebraciones.

El aroma inconfundible del chocolate caliente se apodera de las chocolaterías, ofreciendo consuelo y calidez en cada sorbo. Los bombones finamente elaborados se convierten en regalos apreciados, envueltos con esmero y repletos de sabores que evocan la esencia de la temporada.

En las panaderías, el pan fresco se transforma en delicias especiales para compartir en la mesa festiva. Desde panes de jengibre hasta bollos de canela, cada mordisco es una invitación a disfrutar de la tradición y la calidad artesanal. Eso es Navidad en nuestra región señaló Evelyn

Puratos nos propone un recorrido sensorial y emotivo de la oferta tradicional de la mesa navideña y nos presenta dos recetas emblemáticas que representan el festín de la temporada navideña en Argentina pero que al mismo tiempo están en línea con los desafíos gastronómicos del momento.

Galletas navideñas saludables

Esta versión saludable de cookies navideñas nos ofrece incorporar harina integral, frutas y semillas para crear una opción riquísima que satisface tanto el paladar como el deseo de una opción más equilibrada.

Ingredientes

  • 1 huevo.
  • 80 gr. de aceite de girasol.
  • 120 gr. de plátanos maduros (1 grande).
  • 60 gr. de azúcar.
  • 200 gr. de harina integral.
  • 30 gr. de avena.
  • 20 gr. de semillas (las que más te gusten, girasol, lino, chía).
  • 1 cucharadita de polvo de hornear.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.

Preparación

Mixear o pisar con un tenedor la banana hasta que quede hecha puré. Luego incorporar el azúcar, el huevo, el aceite y la vainilla. Mezclar todo hasta que quede homogéneo.

Por otro lado, mezclar la harina integral con la avena, las semillas y el polvo de hornear, agregar a la preparación anterior y formar una masa sin amasar demasiado.

Con la ayuda de una cuchara, tomar porciones de la masa y formar bolitas con las manos.

Colocarlas sobre una placa para horno enmantecada y enharinada y aplanarlas.

Hornear en horno precalentado a 180°C por 12 a 15 minutos, hasta que los bordes estén dorados.

Queque de Chocolate Belga Cacao-Trace 100% vegetal

Esta versión sustentable del clásico budín combina la tradicional textura esponjosa y húmeda con el gran sabor del chocolate belga cacao-trace. Es totalmente realizado con ingredientes de origen vegetal, ofreciéndonos una experiencia de sabor única con un reducido impacto en el planeta.

Ingredientes

  • 350 gr. de harina 0000.
  • 1 ½ cucharadas de polvo de hornear.
  • ½ cucharada de bicarbonato de sodio.
  • 1 pizca de sal.
  • 200 gr. de azúcar.
  • 60 gr. de aceite de girasol.
  • 250 gr. de leche de almendras.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 1 cucharada de vinagre de alcohol.
  • 100 gr. de chocolate Belcolade Noir Selection Cacao Trace.
  • 70 gr. de chocolate Belcolade Noir Selection Cacao Trace en trocitos (opcional).

Preparación

Mezclar en un bol la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato y la sal.

Por otro lado, mezclar el azúcar con la leche de almendras, el aceite, la vainilla y el vinagre.

Unir ambas preparaciones hasta obtener una mezcla homogénea.

Fundir el chocolate e incorporar a la preparación anterior.

Opcionalmente agregar 70 gramos de chocolate en trozos.

Colocar la preparación en un molde de budín aceitado y enharinado.

Hornear en horno precalentado a 180°C durante 50 minutos aproximadamente.

Podemos comprobar que está bien cocidos haciendo la prueba del palito (al pinchar con un palillo el centro del budín, debe salir limpio).


Suscríbete a nuestro newsletter

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido