El desafío de los vinos chilenos en países de Medio Oriente

La religión no permite su consumo y el Estado limita el vino a espacios específicos, principalmente donde hay turistas como hoteles y algunos restaurantes exclusivos. Además, solo hay un par de importadores autorizados en el mercado para adquirirlos, haciendo aún más difícil que las viñas chilenas se instalen en países del Medio Oriente.

Frente a esa realidad, Wines of Chile junto a ProChile diseñaron una estrategia para insertarse en ese mercado. Parte de ella fue organizar la Semana del Vino hace unos días en la Expo 2020 Dubai. Se trata de una feria universal que se realiza desde octubre de 2021 y que reúne a más de 190 países.

Su objetivo es apostar por la reactivación económica a nivel mundial, a la vez de ofrecer un importante canal de promoción para Chile. Para marcar una presencia especial en la Expo se desarrolló una serie de catas de vinos y clases magistrales, las cuales fueron dirigidas por destacadas sommeliers. Algunas fueron dirigidas a neófitos del mundo del vino, mientras que otras se enfocaron en expertos e influencers en la materia.

Puerta de entrada

Fueron cientos las personas que día a día llegaron al pabellón de Chile atraídos por el concepto antártico, el rojo profundo del edificio y los pingüinos del exterior. Pero muchos de ellos lo hicieron por la fama mundial que tiene nuestro país: el vino chileno.

Una vez en el restaurante del pabellón encontraban una carta de 14 vinos de 5 viñas chilenas, las cuales eran representadas por Wines of Chile. El organismo gremial, que lleva décadas trabajando en la promoción del vino chileno, ha encontrado un importante desafío en Medio Oriente. En la región, ya sea por religión o leyes, la venta de alcohol presenta muchos más obstáculos que en otros mercados.

Pero si bien el desafío es grande, Chile ha conseguido exportar vinos a la zona, utilizando a los Emiratos Árabes Unidos como puerta de entrada. El destino son los países de Medio Oriente, el Norte de África y el Sur de Asia (MENASA), teniendo como principal foco los restaurantes y hoteles, con presencia de turistas. Este último punto es lo que ha permitido ampliar las oportunidades en lugares como Dubái. Allí existen estrictas normas de control que permiten que solo un par de importadores estén autorizados para su adquisición. Sin embargo, en cuanto al consumo las normativas son más flexibles, permitiendo su venta a extranjeros en algunos locales. Y, en algunos casos, incluso su distribución a domicilios, lo cual ha funcionado como una importante vitrina para los vinos chilenos.

Mejor posicionamiento

“Para Chile el vino es muy relevante, ya que -además de representar parte importante de nuestras exportaciones- actúa como un embajador de nuestra identidad. Ello nos ha otorgado reconocimiento internacional. Para ProChile es muy importante trabajar de la mano con Wines of Chile en actividades de promoción para generar conciencia en los distintos mercados. Por esto organizamos la Semana del Vino en nuestro pabellón, actividad que tuvo como foco tanto el público final como los importadores. Así se pudo ampliar el conocimiento de los vinos al resto del mundo” destacó Felipe Repetto, director del Pabellón de Chile en Expo Dubai y Agregado Comercial de ProChile en Emiratos Árabes Unidos.

Desde Wines of Chile agregan que su rol es desarrollar la imagen y el posicionamiento de los vinos chilenos en los distintos mercados. «Esperamos que la participación en Expo 2020 Dubai aumentara la conciencia de nuestra marca sectorial tanto en los consumidores locales como los que visitan Dubái. Considerando, por supuesto, a los importadores e influencers, a quienes hemos buscado educar sobre los atributos diferenciadores y la calidad de nuestros vinos”.

Emiratos Árabes Unidos es una plataforma clave, que se usa como principal centro de reexportación para sus países vecinos. Solo en 2018 el país exportó vinos por US$ 4,9 millones (principalmente a Omán y Kenia). En los últimos años se ha registrado un aumento significativo en el volumen de exportación de vino chileno a la zona, aunque con una tendencia a la baja en su precio. Ello se explica principalmente por el crecimiento de los vinos de mesa. Pese a esto, los vinos chilenos registran un precio alto en comparación al resto de los mercados, siendo un 18% superior al precio promedio de exportación a otros países.

Actualmente en la Península Arábica, la importación y distribución de bebidas alcohólicas está en manos 15 operadores autorizados. Y sólo dos operan en Dubái (MMI y African Eastern).


Recibe nuestras novedades

google-site-verification: googlee8a86153e21b9197.html

Te invitamos a que nos dejes tus datos para seguir en contacto y enviarte nuestras últimas novedades.

Al hacer clic en enviar, aceptas compartir tu dirección de correo electrónico con el sitio y con MailChimp para recibir actualizaciones y otras informaciones del propietario del sitio.

No compartiremos tu información con ninguna otra persona o empresa.

Utiliza el enlace de cancelación de suscripción de esos correos electrónicos para eliminar tu suscripción en cualquier momento.

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.
Comparte esto:
error: Este contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: