Dieta ayuda a un sistema cardiovascular saludable

Somos lo que comemos, dice el dicho popular, y la experiencia indica que una dieta adecuada nos ayuda a tener un sistema cardiovascular más saludable. Un tema que adquiere gran relevancia a la luz de las estadísticas reveladas por la Federación Mundial del Corazón, que indica que cada año se pierden 18,6 millones de vidas a nivel global debido a problemas cardíacos.

En Chile, los problemas cardíacos -tales como enfermedades al corazón e infartos- son el principal motivo de muerte. Ellos son responsables de un 27,1% de las defunciones, según datos de 2016 del Instituto Nacional de Estadística. Estos números han ido aumentando en las últimas décadas debido a muchos factores. La genética tiene su parte, pero también el estilo de vida: qué tan seguido se ejercita la persona, si fuma y qué come, principalmente.

“El aumento de enfermedades cardíacas es preocupante y nos exige revisar nuestras decisiones alimentarias. Con respecto a los hábitos de alimentación, los científicos han descubierto que una dieta basada en plantas está relacionada con menores niveles de problemas al corazón y mortalidad”. Así lo dice Fernanda Vieira, directora de Políticas Alimentarias de la ONG Sinergia Animal.

Evidencia científica

Tales dichos los avala un estudio realizado por científicos del Departamento de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins, una de las instituciones de mayor reputación en el mundo. El análisis indica que las personas que han llevado una dieta basada en plantas -sin consumo de productos animales- tuvieron un riesgo 16% menor de tener enfermedades cardíacas. Y un riesgo 32% menor de mortalidad cardiovascular. El estudio analizó datos de más de 12 mil adultos entre 1987 y 2016.

Entre quienes adoptan una dieta basada en plantas también hubo diferencias. Las personas que tuvieron mayor ingesta de alimentos integrales, frutas, verduras, frutos secos y legumbres fueron consistentemente asociados con un riesgo aún menor de estas enfermedades.

Por otro lado, los participantes que consumieron más productos animales tuvieron un riesgo mayor de incidencia de enfermedades cardiovasculares. Así como también mortalidad cardiovascular y mortalidad por cualquier causa.

Otro estudio de la Universidad de Oxford obtuvo resultados similares. Consumir una dieta vegetariana fue asociada con una incidencia menor del riesgo de enfermedad cardíaca, así como un colesterol y una presión sanguínea más saludable. Este estudio midió datos de más de 44 mil personas.

Una oportunidad a las verduras

“Además de ser saludables, las dietas basadas en plantas son sabrosas, fáciles de preparar y económicas. Miles de personas ya han probado este cambio con nosotros cada mes en Chile y se sorprenden positivamente”, dice Vieira. En ese sentido, comenta algunas preparaciones posibles, como choriveganos, falafels o flan de chocolate.

Uno de los alimentos más nutritivos en una dieta vegana son las legumbres, tales como porotos, lentejas, garbanzos, soja, maní y arvejas. “A veces nos olvidamos de lo diversos que pueden ser nuestros platos. Además de ser deliciosos, con legumbres como base de las recetas podemos variar de sopas a hamburguesas veganas. Son una fuente de proteína más saludable que los productos animales”, explica.

Sinergia Animal invita a todas las personas interesadas a probar una dieta sobre la base de plantas a que se unan al Desafío 21 Días Veg. La organización ofrece a los participantes un seguimiento diario con consejos, recetas y apoyo nutricional gratuito de profesionales especializados en este tipo de dietas. La inscripción es gratuita en Desafio21diasveg.com.

Comparte esto:
error: Este contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: