Consejos para conservar alimentos en casa

Conservar alimentos es una práctica que ha evolucionado con la historia de la Humanidad y diversas culturas ancestrales practicaban este método de diversas formas. Hoy las conservas tienen un lugar especial en muchas cocinas y las cuarentenas han generado un escenario idóneo para volver a implementarlas.

Sin embargo, es necesario tener en cuenta varios aspectos para que los alimentos puedan permanecer almacenados por mucho tiempo. Karime Harcha, chef y especialista en conservas, explica que “los principales beneficios de conservar alimentos es poder tener productos de temporada en cualquier momento del año. Además de facilitar la tarea de comer sano y rico”.

Un método eficaz para que las conservas queden completamente selladas, sin aire, es utilizando las tapas selladoras al vacío (como las de FoodSaver). Ellas ayudan a preservar la frescura y textura, ideal para conservas y mermeladas, además de frutas, ensaladas, jugos, smoothies, sopas y hasta alimentos secos.

Lo estético

Una de las consultas más recurrentes que se hace alguien que recién empieza en el mundo de las conservas es cuán importante es la presentación del alimento conservado. Para Karime Harcha “si bien es importante, no es determinante, respecto de haber cumplido con las buenas prácticas del proceso de elaboración. Muchas veces se prioriza lo estético y la técnica aplicada no es correcta o insuficiente. La única forma de comprobarlo es con el tiempo, donde ese producto si está mal elaborado, su aspecto dejará de ser ‘atractivo’ a la vista y al estómago”.

No obstante, desde otra arista la experta aclara que lo estético “es un aspecto tremendamente importante. Porque va asociado a la calidad de la materia prima que procesamos, como también a la delicadeza con que ha sido elaborada, y -por tanto- da confianza. Además, todo entra por la vista”.

El error más frecuente

Como en toda actividad que se comienza a practicar sin experiencia previa, es usual cometer algunos errores. En ese sentido, Karime Harcha apunta al más frecuente: la manipulación.

“Esto es claramente una piedra en el zapato, porque si no entiendes el proceso y cómo funciona el diagrama productivo completo, cualquier tipo de resguardo será insuficiente. ¿Cómo prevenirlos? Estudiando y aplicando lo aprendido, aunque parezca exagerado a veces. Las bacterias son enemigos silenciosos en las conservas y muchas veces no hay señales físicas de la contaminación de la cual son objeto”, explica Karime Harcha.

Conservas de calidad

La especialista sugiere partir haciendo las más seguras, vale decir las que no necesitan esterilización, sino solamente pasteurización. Son las llamadas conservas en salmuera o vinagre, que se preservan por sí mismas, como las de cebollas encurtidas, pepinillos Dill, porotos verdes en salmuera, frutas en almíbar o mermeladas. Este método se puede realizar con una olla (como la Multi-olla Rápida de Oster), en la que -con suficiente agua hirviendo- se introducen los frascos de vidrio sellados con el contenido. De este modo se elimina cualquier riesgo de contaminación.

En este sentido, la recomendación de Karime Harcha es comenzar realizando conservas con productos que tengan “altos niveles de acidez, tanto el producto como el líquido de cobertura. Y las con alto contenido de azúcar y sal. Después de ello podrás ir avanzando en las etapas y estudiar muchísimo, porque es una práctica que entrega nuevos conocimientos de forma permanente. En mi caso, llevo 12 años en investigación permanente y aún aprendo cada día”.

En tiempos en que el cuidado de la alimentación es vital, el llamado es a tomar los resguardos y las conservas son una herramienta relevante para la dieta de toda una familia. “Se pueden conservar materias primas como pescados, frutas u hortalizas; y también preparaciones como guisos, escabeches o relish. Por lo tanto, son un gran apoyo en época de escasez de productos y un gran instrumento para resguardar los alimentos en épocas de abundancia. La economía del hogar también se ve muy beneficiada y hoy son un gran apoyo, incluso, para emprender y aumentar los ingresos en época de pandemia”, agrega la especialista.

Lo que no puede faltar

A continuación, Karime Harcha comparte 7 elementos infaltables para conservar alimentos en casa:

  • Frascos con tapas nuevas.
  • Alcohol para garantizar una correcta desinfección de los implementos.
  • Termómetro de cocina.
  • Balanza (idealmente digital).
  • Tablas de corte diferenciadas, y fáciles de higienizar.
  • Embudo.
  • Buenos cuchillos.
Comparte esto:
error: Este contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: