Aprende a través del #desafioodfjell

La viña Odfjell, ubicada en Padre Hurtado, acaba de lanzar un desafío. Invitó a un grupo de periodistas, sommelier, blogueros y dueños de restaurantes a probar una botella de sus vinos todos los días durante una semana. Esto lo llamó #desafioodfjell y es una de las actividades en redes sociales que ha tenido más seguidores y viralización en estos días.

Laurence Odfjell, director propietario de la viña, fue el gran impulsor de la iniciativa. “Este desafío partió de manera espontánea en Manila y luego lo hicimos en Sao Paulo, junto a sommelieres y distintos periodistas brasileños, con mucho éxito en las redes sociales. Buscamos desmitificar que el vino, una vez abierto, no se puede guardar con su corcho. Ya sea en una cava de vinos o en un refrigerador”.

Al respecto, el enólogo de viña Odfjell, el francés Arnaud Hereu, entrega mayores detalles de por qué los vinos sí se pueden guardar una vez abiertos. «Los vinos en Odfjell aguantan bastante abiertos, porque durante la crianza no somos oxigenófobos. Es decir, no protegemos el vino con nitrógeno u otro gas inerte. Dejamos que le oxígeno actúe sobre el vino, ya sea en la barrica o cuando le hacemos movimientos al vino. Entonces los vinos de Odfjell están acostumbrados a recibir oxígeno».

Héctor Vergara, Master Sommelier, también comentó sobre esto para comprender qué hay detrás de los vinos una vez abiertos. «Los vinos sobreprotegidos, son como los niños que uno manda al jardín y se enferman. En cambio, los vinos de la Borgoña, por ejemplo, son fermentados con aireación, y soportan la vida”.

El #desafiodfjell se está desarrollando en Instragram con los vinos Armador, Orzada y Aliara, y lo pueden seguir con el Hashtag (#). La viña invita a todos los consumidores, hoy más exigentes que nunca, a probar sus vinos más de un día abiertos, guardándolos en el refrigerador, con un corcho o un tapón.

Puedes ver algunas publicaciones en el hashtag #desafioodfjell.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: