Vinos chilenos destacan en informe de cata de James Suckling

Compártelo:

Hacia mediados de mayo, el sitio web del crítico estadounidense James Suckling publicó un informe de cata donde varios vinos chilenos fueron destacados. Bajo el título de «El alma mediterránea de Chile y una mirada más cercana a los vibrantes vinos blancos secos de Italia», el artículo resumió el resultado de 639 notas de cata realizadas.

La publicación dedicó un espacio importante para hablar sobre algunos productos nacionales sobresalientes. Fue así como Zekun Shuai, editor senior, y Vince Morkri, editor gerente del medio, expresaron sus opiniones al respecto.

Pureza y refinamiento

«Uno de los aspectos más destacados para nosotros… fue la degustación de los vinos de Koyle, un proyecto biodinámico dirigido por Cristóbal Undurraga. Eran entregas elegantes y minerales de tintos de estilo mediterráneo provenientes de las faldas de la cordillera andina en el Valle de Colchagua. La gama Cerro Basalto de Koyle incluye un Carmenere (con un 15% de Cabernet Franc), una variedad de Garnacha y una mezcla mediterránea de Monastrell (Mourvedre), Garnacha, Cariñena y un toque de Syrah».

El texto agregó que «los tres vinos hablan el mismo idioma con una expresión fresca de frutos rojos a azules y una mineralidad refinada que acentúa la textura, la transparencia y la pureza. Al editor sénior Zekun Shuai le encantó el brío fino y austero de estos vinos, diciendo que son botellas con las que realmente necesitas tomarte un tiempo y comprometerte a apreciar la tensión, la pureza y el refinamiento que ofrecen ahora».

Los autores también mencionaron que «el vino insignia de Koyle, Los Lingues Auma 2018, proviene de parcelas seleccionadas en las terrazas más altas y terceras más altas de sus viñedos. Van desde los 400 metros hasta los 580 metros de altitud con lechos rocosos basálticos profundos y no tanto arcillosos. Este tinto sobre la base de Carmenere/Cabernet realmente adopta el estilo de vino de gravedad cero para mostrar cómo la concentración, el volumen y la intensidad naturales no solo provienen de vinos más terrenales».

Cepas antiguas

La publicación señaló que otro buen ejemplo de concentración etérea es Lapostolle Carignan Valle de Maule Vigno Empedrado Old Vines Dry-Farmed 2020«Este vino es parte de un proyecto especial llamado Vignadores de Cariñena, o VIGNO, que promueve los vinos de cariñena de cepas antiguas del Maule. También se encuentra entre las mejores ofertas para exhibir la frescura mediterránea de Chile a partir de estas viñas viejas de secano, de las cuales hay menos de 800 hectáreas plantadas en el país. Proveniente de Empedrado, que está cerca de la costa del Maule, las expresiones de frutos rojos y azules silvestres con toques de flores secas y especias de pimienta blanca lo mantienen irresistiblemente crujiente, jugoso y bebible a pesar de provenir de un año árido y cálido».

El texto explicó que “las uvas mediterráneas se sienten como en casa y mantienen la acidez durante la temporada”, según la enóloga de Lapostolle, Andrea León. Y agregó que se evita el roble nuevo y la extracción intensa cuando trabaja con Cariñena. «Es la apuesta por la calidad de personas como León, que miman con prodigalidad las viñas viejas de cariñena, lo que hace que los vinos de VIGNO sean únicos y dignos de saborear».

Sentido de lugar

El vino proveniente de Chile con la puntuación más alta que los autores probaron fue el Vik Valle de Cachapoal VIK 2019. Es una mezcla icónica de 78% de Cabernet Sauvignon y 22% de Cabernet Franc, que apunta a una calidad ultra premium. «Si bien el VIK 2019 es sedoso y complejo con una expresión voluptuosa de grosellas y bayas dulces con algo de roble cremoso de alto grado, el vino no es tímido con las características más picantes del cabernet chileno. En este caso, hojas de tomate secadas al sol o ají rojo, que combina bien con las notas de grosella y chocolate».

El texto informó que el enólogo de VIK, Cristián Vallejo, ahora está trabajando más para integrar el terroir en su vinificación a través de los conceptos de lo que él llama «amphoir» y «barroir». El primero consiste en que la viña hace sus propias ánforas con la arcilla existente cerca de la bodega, mientras que la segunda es utilizar robles locales en el proceso de envejecimiento.

Si te interesa conocer el detalle de los vinos chilenos degustados y reseñados en el artículo, puedes verlos en el informe publicado en el sitio web de Jamessuckling.com.


Recibe nuestras novedades

google-site-verification: googlee8a86153e21b9197.html

Te invitamos a que nos dejes tus datos para seguir en contacto y enviarte nuestras últimas novedades.

Al hacer clic en enviar, aceptas compartir tu dirección de correo electrónico con el sitio y con MailChimp para recibir actualizaciones y otras informaciones de interés.

No compartiremos tu información con ninguna otra persona o empresa.

Utiliza el enlace de cancelación de suscripción de esos correos electrónicos para eliminar tu suscripción en cualquier momento.

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.
error: Este contenido está protegido
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
A %d blogueros les gusta esto: