¿Qué se puede esperar de los vinos añada 2019?

La vendimia 2019 concluyó oficialmente en mayo pasado en todo el país y de inmediato las viñas comenzaron el trabajo para elaborar sus vinos en bodega. Como es de esperar, la mayoría de los nuevos mostos ya terminó su fermentación alcohólica y ahora están en barricas, fudres, cubas de acero u otros contenedores, en pleno proceso de fermentación maloláctica.

Con esta mayor tranquilidad que da el proceso de preparación del vino bajo techo, algunos enólogos están esbozando las principales conclusiones de lo que se espera para los productos que están elaborando este año.

Voces especializadas

Una de las opiniones es del director enológico de Viña Errázuriz, Francisco Baettig. El profesional señala que “la temporada comenzó con un déficit de lluvias terminando el invierno y al inicio de la primavera, totalizando un déficit de 30% en 2018. Los suelos secos nos obligaron a comenzar el riego un mes antes que un año promedio. Por otra parte, la ausencia de lluvias durante la primavera aseguró espléndidas condiciones sanitarias de nuestras uvas, las cuales prevalecieron durante la temporada completa”.

Agrega que “las temperaturas al inicio de la primavera fueron similares a los registros históricos, pero fueron seguidas de un noviembre caluroso. A las temperaturas normales de diciembre y enero les siguió el calor durante febrero, con olas de calor en la zona centro y sur del país que no afectaron significativamente los viñedos. Este escenario propició una vendimia adelantada a nuestros registros históricos. Marzo, en cambio, registró temperaturas más frías que un año promedio”.

Similar opinión tiene el viticultor y enólogo de Viña Koyle, Cristóbal Undurraga. «Esta cosecha estuvo marcada por un invierno seco durante el 2018, seguido por una corta primavera cálida, que adelantó el proceso de floración y cuaja. Esto dio paso a un verano también cálido, sin lluvias, que permitió una concentración de las uvas desde pinta hasta cosecha marcada por su intensidad de sabores y buena madurez fenólica».

Favorables conclusiones

Como conclusión general, ambos profesionales estiman que la vendimia 2019 entregó buenos rendimientos sin exceder las estimaciones. Sin embargo, informan que algunas variedades registraron rendimientos levemente inferiores al promedio histórico, como el Cabernet Sauvignon, Merlot, Malbec y Sauvignon Blanc.

En cuanto al trabajo en bodega, en Viña Koyle señalan que “algunas muestras nos indican que los vinos de esta vendimia 2019 serán reflejo de un año cálido, con resultados sobresalientes en el Cabernet Sauvignon y el Carmenere. Ambos muestran un equilibrio muy especial, con alcoholes medios de 13,5° y una acidez notable, que les dará larga vida”.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: