Miguel Torres Chile reabre sus embajadas culinarias

La viña Miguel Torres Chile acaba de reabrir sus embajadas culinarias, luego de siete meses cerradas a causa de la pandemia por COVID-19. Un regreso que promete a los comensales volver a disfrutar de sus propuestas gastronómicas basadas en productos de origen.

Punta picana braseada acompañada de ñoquis al merkén, salsa de pimientos asados y cebolla estofada.

La nueva carta para la temporada otoño-invierno incluye elaboraciones con toques de vanguardia y tradición. Su objetivo es ser el complemento perfecto al portafolio de vinos dispuesto por la bodega familiar.

Dada la contingencia, ambos lugares cuentan con un formato de carta acotada. No obstante, Gabriel Ramos, chef del Restaurante de Vinos en Curicó, y Patricio Rosas, chef de La Bodeguita en Vitacura, acordaron un trabajo conjunto. De esta forma prometen diferentes sorpresas y variedades en sus presentaciones mediante un menú único y honesto, que busca celebrar a cada producto resaltando su nobleza.

Nueva propuesta

Filete a la plancha acompañado de pallares salteados en ajo y perejil con ensaladilla chilena.

La Bodeguita Miguel Torres mantiene el concepto que lo describe, un restaurante de calidad y excelencia en el servicio. El espacio permite, además, que cada visitante acceda a los mejores vinos y destilados del mundo reunidos en el catálogo de Grandes Terruños. Ello es posible tanto en su carta como en su propia tienda, lugar que -junto al bar de vinos- se suman a la propuesta gastronómica global.

Punta picana braseada, ostras chilotas, pastel de jaiba y camarones son solo parte de las elaboraciones más destacadas para esta reapertura. Se trata de una oferta con elaboraciones hechas sobre la base de productos chilenos, que rescatan y dan valor a recetas ancestrales. “También contaremos con un Menú de Terraza, donde tendremos un repertorio exclusivo con tapas, tres alternativas de fondo, postre, copa de vino o espumante“. Así lo revela Patricio Rosas, chef ejecutivo de La Bodeguita Miguel Torres.

Semifrío de café suave con delicados toques de confit de naranja y churros fritos.

En tanto, desde el Restaurante de Vinos Miguel Torres en Curicó anuncian el estreno de la carta primavera verano 2020-2021. También se basa en el rescate de recetas ancestrales, las que hacen honor a la esencia curicana y, por cierto, a toda la Región del Maule. “Lisa a la teja proveniente de Constitución; Pastel de jaiba y langostino al ajillo, el Caldillo de Congrio y el Potaje orgánico de Topinambur y croqueta de lentejas. También contamos con variados platos veganos y vegetarianos, para así cumplir con todos los requerimientos del comensal actual. Además de la tradicional Fideua (paella valenciana), para generar una mezcla cultural entre nuestra propuesta gastronómica y los vinos de la casa”. Así lo adelanta su chef ejecutivo Gabriel Ramos.

Todo el repertorio de este destacado espacio gastronómico está protagonizado por productos locales, con la idea de seguir avanzando en el concepto 100 K.  “Los invitamos a vivir una experiencia inolvidable entorno a una rica gastronomía celebrada con vinos de la viña. Sabemos lo difícil que es volver después de esta pandemia que nos ha afectado a todos. Pero aquí contamos con todas las normas sanitarias para dar seguridad a cada uno de nuestros clientes”, finaliza Ramos.

Ya lo sabes, las dos embajadas culinarias de la viña Miguel Torres Chile ya están abiertas y te esperan con una novedosa propuesta gastronómica.

Comparte esto:
error: Este contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: