Mejoras técnicas potencian vino Chacolí de Doñihue

Promisorias mejoras técnicas y comerciales logró un proyecto de valorización del Chacolí, tradicional vino de Doñihue. La iniciativa fue impulsada por la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile y la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) del Ministerio de Agricultura.

El principal objetivo fue valorizar y promover el Chacolí como un producto patrimonial, elaborado por pequeños viticultores de esa comuna de la Región de O’Higgins. Con ello se logró cuadruplicar su anterior valor de venta y dar forma a la Asociación Gremial de Chacoliceros de Doñihue.

Durante los dos años de duración del proyecto, se ejecutaron actividades para mejorar la calidad y presentación del vino. Si bien se profesionalizó su producción, se respetaron las costumbres y modos de producción de los 10 chacoliceros que participaron de la iniciativa.

También se apoyó su difusión como producto campesino y patrimonial, vigente desde fines del siglo XVIII. En este sentido, el proyecto se enfocó en mejorar la calidad y presentación del chacolí.

El paso a futuro es construir una planta de procesamiento, donde los chacoliceros podrán estandarizar su producto vitícola.

Algo de historia

Denominado como uno de los alcoholes patrimoniales de Chile, el Chacolí ha estado vigente desde fines del siglo XVIII. Si bien su época dorada fue en el siglo XIX, con la proliferación de los vinos franceses comenzó a perder relevancia.

Hoy esta tradición se encuentra de forma exclusiva en manos de un grupo de pequeños productores de la comuna de Doñihue. A esto se suma la irrupción de una industria vitivinícola de gran escala, que promovió el consumo de vinos más elaborados y de cepas mejor catalogadas internacionalmente. Ello ha provocado que el Chacolí sea desconocido para gran parte de la población.

Si te interesa profundizar más sobre este proyecto puedes visitar el siguiente vínculo.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: