James Suckling da 100 puntos a tres vinos chilenos

Tres vinos ícono chilenos obtuvieron el más alto reconocimiento del mundo entregado por el afamado crítico de vinos estadounidense James Suckling. Le otorgó 100 puntos a Seña 2018, Clos Apalta 2017 y Don Melchor 2018, reconocimiento que consolida a Chile entre los mejores terroirs del mundo.

Después de su reciente visita al país en el mes de enero, el especialista publicó un artículo donde reseñó los vinos catados en su gira. Lo tituló Chile’s value offering is established – but is there more room for greatness? (La oferta de vinos de valor en Chile es un hecho– ¿pero hay más espacio para la excelencia?).

En ese artículo, Suckling señala que «los tres vinos de 100 puntos de este año fueron elaborados por individuos que disfrutan de los beneficios de ser parte de un gran grupo: Seña, Clos Apalta y Don Melchor. Seña es una creación y amor de Eduardo Chadwick, jefe del grupo de vinos Errázuriz con varias bodegas y fincas, así como una gran producción de vinos económicos. Lo mismo ocurre con Clos Apalta (propiedad de Charles de Bournet de Domaines Bournet-Lapostolle) y Don Melchor (con el enólogo Enrique Tirado del grupo Concha y Toro). Probablemente sea más fácil para estos grupos crear gemas estelares considerando sus enormes recursos y el poder económico detrás de sus ventas y organización».

Con esta nueva distinción, el selecto grupo de vinos chilenos con 100 puntos incorpora a tres nuevos integrantes. Ellos se suman a Seña 2015, Viñedo Chadwick 2017, Almaviva 2015 y 2017, Clos Apalta 2014 y 2015, y Neyén Malbec 2016.

Seña 2018

Este vino alcanzó 100 puntos por segunda vez desde su creación en 1995, pues su cosecha 2015 también alcanzó el puntaje perfecto en mayo de 2017. En esta oportunidad, Suckling alabó la sobresaliente calidad de Seña cosecha 2018.

“Este es un Seña muy interesante, que muestra aromas únicos de tierra cálida, champiñones y cipreses, evolucionando a frutos negros y aceitunas. En boca es más glamoroso, con taninos ultrafinos que envuelven el paladar, mostrando estructura y energía en el final. De gran firmeza. Es un vino muy intelectual que rememora la cosecha 2015. Ensamblaje de 55% Cabernet Sauvignon, 18% Malbec, 15% Carmenere, 7% Cabernet Franc y 5% Petit Verdot”.

Eduardo Chadwick, dueño de Viña Seña, hizo un comentario sobre el reconocimiento. “Seña fue creado en 1995 con la visión de elaborar un vino que mostraría el gran potencial de Chile, un vino que sería bienvenido en el tiempo entre los grandes vinos del mundo. En sus 25 años de historia, Seña ha mostrado una trayectoria consistente en calidad y excelencia. Estoy feliz de que James Suckling haya otorgado el puntaje perfecto de 100 puntos a nuestro vino Seña 2018. Esto es un gran reconocimiento para Seña y para nuestro equipo. Nos impulsa en seguir adelante en la misión de consolidar al Valle de Aconcagua como una apelación de clase mundial”.

El enólogo de Seña, Francisco Baettig, añadió que “Seña 2018 es, tal vez, la versión más completa elaborada a la fecha. Un vino elegante y complejo, que entrega frutas frescas y jugosas como arándanos y frambuesas. Aromas florales como lavanda y violetas, y delicadas notas especiadas de tabaco, cedro y clavo de olor. Todo enmarcado por una estructura de taninos sedosos, de granos ultrafinos. Seña 2018 logra un equilibrio y balance único entre profundidad, complejidad y elegancia. Creo estamos frente a una de las versiones mejor lograda en los 25 años de historia de Seña”.

Clos Apalta 2017

Este es vino producido en Chile por la viña franco-chilena Lapostolle en el Valle de Apalta, dentro de la zona de Colchagua, en la Región de O’Higgins. La bodega es propiedad de Charles de Bournet de Domaines Bournet-Lapostolle y es la tercera vez que este producto obtiene la máxima distinción. Antes lo hicieron sus cosechas 2014 y 2015.

Se trata de un vino elaborado mediante un manejo completamente biodinámico, basado en conocimientos ancestrales respetuosos del medio ambiente. En su reseña, Suckling rescata una afirmación a este respecto.

«<No tenemos que cultivar biodinámicamente, pero creemos en los principios y el medio ambiente>, explicó Charles de Bournet durante una degustación en Santiago«.

El crítico estadounidense agrega que «su 2017, la cual es su vigésima cosecha que -por su patrimonio y etiqueta especial- es estupendo y el tercero en una trilogía de vinos perfectos de 100 puntos de Clos Apalta. He estado en sus viñedos en numerosas ocasiones y son algunos de los más bellos del mundo. Clos Apalta, según Bournet, es uno de los viñedos biodinámicos más grandes del mundo. «Estamos haciendo vinos para competir con los mejores del mundo, pero vinos que son únicos para nuestros suelos y terruños».

Don Melchor 2018

Este vino es producido por la viña Concha y Toro, de la mano del enólogo Enrique Tirado. Es la primera vez que recibe esta distinción.

Sus uvas provienen de viñedos ubicados en la zona de Puente Alto, en el Valle de Maipo Alto, Región Metropolitana.

Sobre la elaboración de este producto, James Suckling agrega una referencia en su artículo. «<Hemos investigado, y el clima y los suelos de Puento Alto son muy parecidos a los mejores de Burdeos>», admitió Enrique Tirado, enólogo de Don Melchor, quien pasó un tiempo estudiando en Burdeos, entendiendo las similitudes en suelos y climas en orden. afinar la viticultura y la vinificación de la bodega. «Tenemos que entender y respetar nuestros suelos y clima para hacer grandes vinos».

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: