Hoy se celebra el Día de la Cabernet Sauvignon

El último jueves de agosto se celebra en todo el mundo el Día de la Cabernet Sauvignon, cuyo origen se remonta al siglo XVII. Esta cepa francesa insigne de la región de Burdeos, proviene de la mezcla de dos variedades nativas de ese país: Cabernet Franc y Sauvignon Blanc.

En la actualidad es una de las más conocidas en el mundo y también es considerada como la “Reina” de las variedades tintas a nivel global. Su popularidad se debe a que ha sido cultivada en todas las regiones vitivinícolas del mundo, produciendo vinos de calidad superior.

Hoy se puede encontrar en diferentes valles como el de Napa, California, con excelentes referentes como la viña Caymus y Screaming Eagle, ésta última cuenta con una lista de espera para adquirir sus vinos. También en Europa, en la región de la Toscana, donde destacan los “Super Tuscan”, vinos italianos con reconocidas marcas como Sassicaia y Tignanello.

Tal es su éxito, que ha conseguido importantes reconocimientos en el ámbito internacional, deleitando a afamados críticos como James Suckling, Robert Parker, además de diversas publicaciones especializadas.

Vino tinto

Actualmente, y según la Organización Internacional del Vino (OIV), la Cabernet Sauvignon es una de las uvas de vino más plantada en el mundo. Son cerca de 341.000 hectáreas, ocupando el 5% del área total mundial de vides.

La cepa en Chile

En nuestro país es por lejos la cepa más plantada, con 41.000 hectáreas, que corresponde al 30% de las vides del territorio nacional, según el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).

Su introducción en el país ocurrió recién en el siglo XIX, donde gracias a las características de los climas y suelos nacionales se ha adaptado a la perfección. Este magnífico terroir permite entregar una Cabernet Sauvignon de extraordinaria calidad, siendo comparado incluso con vinos producidos en Francia, Estados Unidos y Australia.

Esta variedad se caracteriza por su intensidad y estructura, junto con una notoria astringencia en boca, como resultado de los marcados taninos que posee. Y aunque hace algunas décadas el consumidor, por lo general, sólo distinguía entre vino blanco y tinto, hoy en día Chile está totalmente familiarizado con esta cepa, siendo la número uno en consumo en el país.

De categoría mundial

“El Cabernet Sauvignon es indiscutiblemente un clásico chileno. Alto Maipo se ha posicionado como uno de los referentes para la producción de esta uva, especialmente gracias a aquellos viñedos ubicados en las terrazas aluviales del río Maipo. Tenemos experiencia e historia asociado a esto, ningún otro valle ha sido capaz de consolidar una variedad como lo ha hecho el valle del Maipo con el Cabernet Sauvignon. Hoy podemos hacer catas verticales de cosechas de hasta 35 años de antigüedad de viñas específicas. No he tenido la oportunidad de hacer esto con otra variedad en Chile”, señala Emily Faulconer, enóloga de Viña Carmen.

Los Cabernet Sauvignon del Alto Maipo están entre los mejores del mundo, dando origen a vinos elegantes y equilibrados. Así lo destaca Sebastián Labbe, enólogo de Viña Santa Rita. “Es importante señalar que solo en lugares especiales, como el Maipo Alto, Medoc o Napa, se da origen a vinos de categoría mundial. Es por eso que nosotros hemos tomado el compromiso de hacer de nuestro campo de Alto Jahuel un verdadero gran pulmón de Cabernet Sauvignon de la más alta calidad. Allí tenemos plantadas más de 400 hectáreas sobre una gran diversidad de suelos”.

Clásico renombrado

Para Casillero del Diablo, en tanto, la Cabernet Sauvignon es la principal variedad de sus tres clásicas líneas de producto.

“El clásico Casillero del Diablo Cabernet Sauvignon es parte del ADN de nuestra historia. Fue la primera variedad en la década de 1960 y hoy sigue teniendo una relevancia enorme. Eso lo ha llevado a consolidarse como el vino Cabernet Sauvignon más vendido de su categoría en Reino Unido, principal mercado de la marca”. Así lo afirma Javier Brzovic, jefe de Comunicaciones de Casillero del Diablo.

Respecto al consumo, el enólogo de la misma marca, Marcio Ramírez, recomienda disfrutar este vino con platos condimentados y quesos maduros. También con variados cortes de carnes rojas, tanto magras como con mayor grasa intramuscular. Esta última opción, resulta muy apropiada para las venideras Fiestas Patrias. Allí, los asados se transforman en protagonistas junto con una infaltable copa de vino tinto.

Ya lo sabes, este Día de la Cabernet Sauvignon es una excelente oportunidad para probar algunos de los vinos más destacados del mundo. Lo mejor es que varios de ellos están producidos en nuestra propia tierra.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: