Es posible comer sin culpas y disfrutar las Fiestas Patrias

Por Karolina Lama, psicóloga experta en hambre emocional y trastornos alimenticios. Autora de los best sellers “Quiero ser flaca y feliz” y “¿Por qué no puedo parar de comer?”. Te da consejos para comer rico, sano y sustentable, sin gastar de más.

Septiembre es uno de los meses más esperados del año: celebramos las Fiestas Patrias y llega la primavera, la ansiada temporada de sol. Un verdadero dilema para quienes quieren disfrutar de los manjares criollos sin ganar kilos de más.

Podemos disfrutar de esta gran celebración sin arrepentimientos y sin dietas que te harán sufrir. Basta con solo cambiar algunos hábitos como cuidar las cantidades en la comida, seleccionar alimentos no procesados, incorporar más verduras, usar menos sal, organizar juegos y bailar hasta que las velas no ardan.

Desde el punto de vista psicoemocional, la ansiedad que nos genera reencontrarnos con amigos y familiares post COVID es un factor que debemos considerar. Nos puede llevar a comer de más, ya que las fiestas terminan siendo “un asado permanente” desde el 16 hasta el 19 de septiembre.

La invitación es a recordar que hay otras formas de celebrar, donde la comida no esté en el centro. Y que son tan chilenas como un anticucho: las carreras de sacos, jugar a la rayuela con los más chicos, salir a encumbrar volantines y otras actividades donde podemos disfrutar de manera sana y con energía las fiestas en familia. Estas tradiciones son un legado que vale la pena conservar y pasar de generación en generación.

Cuando planifiques el menú dieciochero y tus parrilladas, lo primero que tienes que hacer es ir a una feria libre. Allí podrás llenar tus bolsas de frutas y verduras, y tomar en cuenta estos consejos:

  • Cuida las cantidades y el tamaño de la porción.
  • Sé ordenado en los horarios de las comidas y respeta su orden. Desayunar una empanada es una tentación, pero sufrirás su consecuencia.
  • Cuando disfrutes de una parrilla, recuerda comenzar por las ensaladas. Incorpora verduras asadas, como zapallitos italianos, pimentones rellenos con huevo, champiñones y cebollines. ¡La variedad es mucha, todo depende de tu creatividad!
  • Si vas a comer choripán, prefiere agregarle pebre por sobre la mayonesa o el ketchup. Y prefiere la marraqueta al pan amasado.
  • Selecciona carnes con menos grasa como el lomo liso, el filete de cerdo o la pechuga de pollo. Incluso podemos agregar piezas de pavo bien adobado.
  • Aprovecha de bailar mucho en estas fiestas y trata de hace más ejercicios, como caminatas o cicletadas con los amigos. Incorpora juegos típicos chilenos en las celebraciones y, ¿por qué no?, subir las escaleras a pie.

Los estudios revelan que en 4 días de celebración, los chilenos tienden a subir entre 2 y 5 kilos de peso. Eso se debe al aumento en el consumo de productos altamente calóricos, llegando a un promedio de consumo de 5.000 a 7.000 kcal/día. Estos excesos, pataches y colesterol, los puedes evitar tomando conciencia y realizando cambios de hábitos mínimos, pero notorios para tu salud y también para tu bolsillo…

¡Alerta! Un menú típico que incluye una empanada de pino, una porción de carne asada, dos choripanes, una copa de vino tinto y una cerveza puede sobrepasar el requerimiento calórico diario que debería ser, en promedio, de 2.000 calorías.


Recibe nuestras novedades

google-site-verification: googlee8a86153e21b9197.html

Te invitamos a que nos dejes tus datos para seguir en contacto y enviarte nuestras últimas novedades.

Al hacer clic en enviar, aceptas compartir tu dirección de correo electrónico con el sitio y con MailChimp para recibir actualizaciones y otras informaciones de interés.

No compartiremos tu información con ninguna otra persona o empresa.

Utiliza el enlace de cancelación de suscripción de esos correos electrónicos para eliminar tu suscripción en cualquier momento.

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.
Comparte esto:
error: Este contenido está protegido
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
A %d blogueros les gusta esto: