Creativas preparaciones con vegetales de estación

En invierno tendemos a consumir más calorías, pero siempre es posible equilibrar la dieta con exquisitas preparaciones de vegetales de la temporada. La creatividad no falta, por lo que cuatro amantes de la cocina entregan algunas recomendaciones poco convencionales para platos de verduras.

La idea es que sean fáciles de preparar y todo en menos de 30 minutos, de manera práctica y creativa. Se trata de sabrosas recetas para hacer en casa, sacándoles partido a los vegetales más típicos de esta estación del año.

Brócoli en salsa de Alioli

Por Ivy Lehmann.

Ingredientes

  • 1 brócoli.
  • 2 yemas de huevo.
  • 500 cc de aceite.
  • 1/2 diente de ajo.
  • 1 cucharada de queso parmesano.
  • 1 cucharada de salsa inglesa.
  • 1 cucharada de pimienta.
  • jugo de 1 limón.
  • 1 cucharada de sal.
  • 1 recipiente con agua (la suficiente para sumergir el brócoli por completo).

Preparación

Coloca una rejilla en una olla (como la Multi-Olla Rápida de Oster) y llenar de agua hasta su base (la base de la rejilla). A continuación, agrega sal y dispone los arbolitos de brócoli por encima de la rejilla sin que toquen el agua. Esta será una cocción rápida y con un resultado increíble. En el caso de las ollas eléctricas, cierra la tapa y la válvula de presión y coce entre 3 y 4 minutos en la función Vapor Presión alta.

Lava bien el brócoli, corta su base y separa los tallos formando «arbolitos».

Una vez listo, saca la presión y abre la olla. Luego, retira rápidamente los brócolis y trasládalos al recipiente de agua fría. Asegúrate de tener la suficiente cantidad de agua para que el brócoli quede completamente sumergido. El agua permite cortar rápidamente la cocción y mantener los brócolis en un verde intenso, como deben ser.

Para la salsa de Alioli, prepara una salsa de mayonesa que -al ser casera- resulta mucho más rica. Para esto, dispón las yemas, el aceite y el ajo en una batidora (como la de inmersión de Oster), y procesa hasta obtener una mayonesa cremosa y clara. Luego, saca del vaso y mezcla con el queso rallado, pimienta, sal y unas gotas de salsa inglesa.

Finalmente, sirve los brócolis fríos y acompañados de la salsa, una ensalada o picoteo ultra fácil y sano.

Milanesas de berenjena

Por Alessandra Riveros.

Ingredientes

  • 1 berenjena pequeña.
  • 1/2 taza harina corriente.
  • 2 huevos .
  • 1/2 taza pan rallado.
  • 3 cucharaditas de sal fina.
  • 1 cucharadita ajo deshidratado.
  • 1 cucharadita de mostaza en polvo.
  • 1 cucharadita de ají color.
  • 1 cucharadita de romero.

Preparación

Prepara tres platos hondos. En el primero va la harina con la mitad de los condimentos, por lo que hay que revolver para integrarlos. En el segundo van los huevos, que hay que batir con un tenedor hasta mezclar las claras con las yemas. En el tercer plato va el pan rallado con la otra mitad de los condimentos, donde también hay que revolver.

A continuación, lava bien la berenjena y córtala en rodajas de 5 mm de grosor. Inmediatamente pasa cada una por la harina, presionando con los dedos para que se pegue bien. Luego, pasa las rodajas enharinadas por el huevo, untándolas completamente y, finalmente, pásalas al pan rallado presionando para que se adhiera al huevo. Finalmente, acomoda las berenjenas una al lado de la otra en una sartén con aceite o en el canasto de una freidora de aire (como la de Oster). Llevar a temperatura máxima por sólo 10 minutos y listo. Quedan crocantes por fuera y muy suaves por dentro.

Son ideales para un picoteo o snack, y también como acompañamiento en el almuerzo.

Quiche de verduras

Por Carolina Undurraga.

Esta es la base para cualquier quiche Keto o Low Carb. Se puede rellenar con lo que se quiera aprovechando las verduras de la estación.

Ingredientes

  • Goma xantana.
  • 1 1/2 taza de harina de almendras.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • 25 grs de mantequilla fría.
  • 1 huevo.
  • Sal.
  • Pimienta.

Preparación

Junta la harina de almendras, xantana, aceite y mantequilla. Se puede usar una batidora (como la de inmersión de Oster con el accesorio procesador de alimentos). Luego agrega el huevo batido ligeramente y forma la masa.  Pon en un molde para quiche y hornea unos 10 min a 180°C.

Para el relleno, sofríe 1/2 taza de cebolla con 1/4 de pimentón en un chorrito de aceite de oliva. Puedes usar la función Sofreír en las ollas eléctricas. Cuando esté transparente, reserva.

Luego, sofríe 100 grs de champiñones laminados en la misma función con otro poco de aceite de oliva. Puedes agregar 1 taza de espinaca cortada en tiras, revuelve y apaga la olla. Deja enfriar e incorpora 3 huevos ligeramente batidos, 100 ml crema y 100 grs de queso rallado (mantecoso o parmesano, el que más te guste). Rellena la masa y lleva al horno unos 20 minutos a 180°C. 

Texturas en Betarraga

Por Nicolás Gárate.

Ingredientes

  • 3 betarragas.
  • 2 limones.
  • Sal a gusto.
  • 2 claras de huevo.
  • 500 grs de sal gruesa.

Procedimiento

Para hacer una Betarraga en costra de sal, mezcla la sal gruesa con las claras de huevo y mezcla muy bien. Reserva.

A continuación, pon una betarraga en un plato de greda y vierte sobre ésta la mezcla de clara con sal gruesa. Hay que cubrir muy bien hasta que no se vea nada de la betarraga, y lleva al horno (como el que tiene freidora de aire de Oster). Cocina por 20 minutos a 180°C. (Esta técnica permite mantener de mejor forma las propiedades nutricionales de la betarraga y no queda salado, ya que la sal queda retenida en la clara y solo forma una especie de vaporera en el interior de la cocción).

Luego, en un extractor de jugos coloca 2 betarragas y, una vez que pasa al recipiente, agrega jugo adicional de 1 limón y cáscara rallada de otro limón. Lleva al fuego hasta que se reduzca y logres que el azúcar presente en la betarraga se transforme en un jarabe. La pulpa que quedó retenida en la otra sección del extractor de jugos llévala al horno y cocina por 1 hora a 120°C. El resultado será una textura crocante.

Una vez que está cocinada la betarraga en sal, retira, enjuaga muy bien, pélala y déjala en jugo de limón por 30 minutos. Al cabo de ese tiempo, sirve. Con esta receta se puede comprender el uso de un solo producto y, además, conocer otros usos gastronómicos.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: