Chilenos no economizan en la calidad de su pan

Cada 16 de octubre se celebra el «Día Internacional del Pan”, fecha dedicada a conmemorar a uno de los alimentos más tradicionales del mundo. Su objetivo es difundir asuntos relacionados con su historia, su futuro y también compartir el trabajo de los panaderos e intercambiar ideas.

El pan es un alimento infaltable en los hogares chilenos, según la más reciente Radiografía de la Alimentación en Chile del programa Elige Vivir Sano. Dicho análisis mostró que, en promedio, una persona come 5,3 kilos de pan mensualmente. A esto se suma que el 96,3 % de los hogares de las principales ciudades destinan parte de su presupuesto al consumo de pan.

Más antecedentes al respecto los ofrece un estudio sobre el consumo de pan en época de COVID-19 realizado por la empresa belga Puratos. Allí se reveló que 2 de cada 3 chilenos economizan en gastos de alimentos por la crisis sanitaria. Sin embargo, no están dispuestos a transar en la calidad del pan que consumen.

Los preferidos

Conocido como pan batido o pan francés, según el punto del país en que uno se encuentre, sin duda la marraqueta es el pan favorito de los chilenos y un infaltable de la mesa chilena. Se consume tanto para el desayuno como para la hora del té. No obstante, en los últimos años el pan de masa madre y los panes integrales y multigrano han tomado mucha popularidad.

En su estudio “Taste Tomorrow”, Puratos confirmó que los consumidores buscan panes de estilo artesanal y que están dispuestos a pagar más por esta categoría. La tendencia está relacionada con la importancia de la ingesta de fibra, la percepción de granos y semillas en los consumidores y las masas madres.

Por otra parte, el pan de masa madre alcanzó protagonismo en los últimos años. Cada día son más las panaderías que ofrecen este producto con importantes beneficios para nuestra salud.

“Hoy, tanto panaderos como consumidores buscan traer al presente el valor del pan que ha trascendido en generaciones, a través de masas madres, granos, semillas, texturas y estilo rústico. De ahí el boom que ha tenido la masa madre, las panaderías artesanales y el home baking”. Así lo señala Oscar Moraga, product manager de panadería de Puratos Chile, quien además agrega que “los consumidores se han vuelto cada vez más exigente e informados. Hoy conocen los beneficios nutricionales del pan y existe una creciente demanda de transparencia, simplicidad y autenticidad, anhelan las tradiciones pasadas y la masa madre está impulsando esta tendencia”.

En el mercado se pueden encontrar una gran cantidad de productos de panadería que permiten, tanto al panadero como al artesano, crear deliciosas preparaciones. Un ejemplo de aquello es O-tentic Durum de Puratos, un componente activo para panadería basado en masa madre tradicional elaborada con trigos de la región de Puglia, Italia. Excelente color, textura adecuada y miga fresca son parte fundamental de un producto de calidad elaborado con este insumo. El producto permite elaborar fácilmente panes rústicos como los de antaño, con un sabor auténtico, una de las características cada día más valoradas por el consumidor.

Comparte esto:
error: Este contenido está protegido
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
A %d blogueros les gusta esto: