Ausencia de Vinos de Itata y Biobío en cruceros de lujo

Entre el 31 de octubre y 5 de noviembre pasados, el Crucero Silver Seas realizó un recorrido entre Antofagasta y Puerto Montt. Allí se abrió la oportunidad de incorporar en su oferta vinos del Valle del Itata (Ñuble), Biobío y Araucanía. Sin embargo, ninguna viña de dichas regiones confirmó su participación, ya fuera por falta de stock o desinterés.

El crucero de lujo se detuvo en puertos como Coquimbo y Puerto Montt, donde el ingeniero agrónomo Maximiliano Morales fue confirmado como Wine Specialist. Él organizó degustaciones de vinos con el chef del barco en maridajes innovadores, que enaltecieron la presencia de vinos en esta línea de cruceros.

La actual estrategia de incorporar marcas de vinos chilenos, y en particular de viñedos antiguos, en líneas de cruceros ya ha tenido avances. Como la inclusión de viñas como Balduzzi, del Valle del Maule, con su “Carignan Viejo Encachao”. Y de variedades europeas, como Forestal Wines del enólogo Ignacio Conca. O Erasmo, viña del Valle de Cauquenes en la zona de Caliboro.

“La complejidad del mercado norteamericano, genera una cierta distancia con las viñas productoras de Ñuble, Biobío y Araucanía. Y eso es un error. Porque justamente los cruceros de lujo son la mejor forma de promocionar y gestionar la venta de productos de esos valles. Es una segunda etapa que realizamos posterior a la travesía, gracias a contactos desde hace muchos años en la industria de cruceros”. Así lo recalca Maximiliano Morales.

Viñedos antiguos

Según informa la aceleradora de negocios de AgroWine Lab, “gran parte de la actual oferta de vinos de viñedos antiguos de Itata (Ñuble) y Biobío se quedan en Chile. Y un porcentaje bajo de variedades europeas (Viñedos cercanos a Chillán y Araucanía) están siendo exportados al mercado norteamericano».

Gracias al enoturismo de viñedos antiguos, que se está impulsando desde hace unos años en Itata y, últimamente, en Biobío, se proyecta que aumenten las ventas en origen. Sin embargo, las opciones de promocionar los vinos en las visitas a la costa de cruceros extranjeros, siempre será una gran oportunidad para abrir nuevos mercados.

En el caso del crucero de lujo Silver Seas, en representación de Chile se presentó un vino de la viña Montes, del Valle de Colchagua. Fue su vino Syrah Montes Alpha, que proviene de uvas de la zona y cuya principal característica radica en que es un vino producido con “Water Saving Winegrowing”. Eso es básicamente un sistema de riego con disponibilidad reducida, que genera una mayor concentración de los aromas.

En la travesía del Silver Seas, también se presentó Trakal, que es un destilado que se produce a partir de manzanas y peras maceradas. Se le aplica una triple destilación con base de una mezcla compuesta de 4 tipos de bayas y 7 hierbas nativas de la región sur de Chile, más agua pura de la zona.

Con todos estos productos, el bar del crucero organizó degustaciones a los pasajeros para que conocieran estos productos únicos.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: