Viña Sutil certifica todos sus vinos como veganos

Viña Sutil acaba de obtener para todos su vinos el sello suizo V-Label, un estándar reconocido internacionalmente y que certifica productos veganos y vegetarianos. Este hecho marca un hito en el ámbito de sustentabilidad de esta bodega nacional.

El proceso de transformación partió en 2016 y sólo un año después se realizó la primera vendimia de estos nuevos productos. Desde un principio el líder del proyecto ha sido el enólogo Camilo Viani, quien tomó el desafío de elaborar vinos para consumidores cada vez más conocedores. El objetivo fue ofrecer productos que ofrezcan una experiencia única en cada descorche y, en un principio, la viña se enfocó en el mercado externo.

«Minimizamos la intervención en nuestros vinos, desde la vendimia hasta el embotellado, pasando por todas las etapas de vinificación y guarda», explica Viani. El profesional agrega que «ese factor clave nos ha permitido reemplazar el uso de proteínas animales por proteínas vegetales y decidimos certificarnos, camino que recorrimos junto a la empresa certificadora V-Label. Ello nos permite actualmente poner con orgullo el sello de vino vegano en nuestras etiquetas”, explica el enólogo.

Este 2020 fue la cuarta vendimia “vegana” y hoy todos los vinos de Viña Sutil llevan el sello V-Label. Este reconocimiento se suma a la certificación de sustentabilidad que la viña tiene hace ya más de tres años. Con ello no solo suman un compromiso desde lo vegano, sino también -al contener muy poco o nada de elementos hexógenos- el vino se muestra más elegante y suave, en otras palabras, más natural. Eso, sin duda, seduce a un consumidor cada vez más exigente.

Más sustentabilidad

Con estas medidas, Viña Sutil profundiza una postura ética con la sustentabilidad, dada su preocupación por el medio ambiente. Su decisión de preferir opciones amigables con el cambio medioambiental no solo se aplican al vino, sino también a los cuarteles. Allí se utilizan fertilizantes naturales, como el compost, para mejorar las características físico químicas del suelo. Y la maximización del uso del agua permite aumentar la superficie de los viñedos con riego por goteo y el uso el agua en momentos clave de la fenología de cada variedad.

Atrás quedaron los días en que usaban proteínas de origen animal, que son aditivos para preservar el vino en el tiempo, principalmente previo al embotellado. Ahora utilizan proteínas vegetales, de guisantes o papas, para la clarificación y así evitar que se enturbie. 

“Estamos utilizando filtración tangencial, por lo que no hay tierra involucrada, solo materia orgánica sólida de los vinos. Estamos trabajando de una manera más natural, como el uso de cada vez menos azufre y también menos intervención en los vinos. Con ello, aplicamos prácticas como la reducción de la extracción durante la maceración de nuestros tintos, la cosecha temprana y el contacto de las lías en nuestros blancos y pinot noir. El foco es reducir cada adición al vino y usar productos sustentables de origen vegano”, agrega Viani.

Es así como esta certificación vegana V-Label es una importante ayuda para la toma de medidas medioambientales para la bodega. Pero también le permite a los consumidores hacer una compra segura y conveniente en relación con estos nuevos vinos veganos de Viña Sutil.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: