¿Sabes la diferencia entre whisky, whiskey y bourbon?

El whisky está ganando terreno entre los chilenos, pues es un destilado que se diferencia de otros similares por sus notables características. Un estudio de la consultora International Wine and Spirits Report (IWSR) reveló un incremento en ventas de 48% en los últimos tres años en Chile.

La misma entidad también descubrió que la generación Millennial está dispuesta a pagar más por mejores destilados y de alta gama. Además, la brecha de precios entre el pisco y el whiskey ha disminuido, lo que hace que éste último sea una mejor opción.

Diferencias básicas

En ese contexto, nacen las interrogantes sobre cuáles son las diferencias entre whisky, whiskey y bourbon. Sobre los dos últimos es preciso decir que todo bourbon es un whiskey, pero no todo whiskey es un bourbon.

Lo primero que hay que mencionar es que tanto el whisky como el whiskey están hechos sobre la base de granos molidos. El más clásico es el whisky escocés que se elabora con cebada, su sabor suele ser más “ahumado”, que lo diferencia de su par americano. El segundo es originario de Estados Unidos, principalmente de Kentucky, y su ingrediente principal puede ser maíz o cebada. Debe tener al menos 51% de su grano base, que se acompaña con centeno y cebada malteada. 

El proceso de fermentación también es diferente. El whiskey americano no debe cumplir con una cantidad específica de años de añejamiento. Y se madura en barricas de roble blanco americano de primer uso muy quemadas por dentro que, por reglamento, sólo pueden ser usadas una vez. El whisky escocés, en tanto, no debe cumplir esta normativa. Incluso, en algunos casos, compra las barricas usadas por el whiskey americano para su propio proceso, donde tienen más control del clima y velocidad de madurez. 

¿Y entonces qué ocurre con el bourbon? 

Se prepara de forma artesanal utilizando como grano base el maíz. En el caso de Woodford Reserve es de 72% y se complementa con 10% de cebada y 18% de centeno, el cual le da un toque especiado y alarga su persistencia. Su fermentación dura el doble de lo habitual, alrededor de seis días, lo cual contribuye a darle unas notas afrutadas. Y para su proceso de fermentación también se utilizan barricas que pueden ser usadas sólo una vez, al igual que todos los whiskeys americanos. 

Woodford Reserve es una de las mejores representaciones del whiskey americano y, por supuesto, del bourbon. Cuenta con una mezcla de más de 200 sabores identificados, por lo que le ofrece al consumidor una experiencia llena de aromas y texturas. Se ha hecho merecedor de destacados premios internacionales, como la Competencia Internacional de Whisky, celebrada anualmente en Chicago. Allí obtuvo el 1er lugar en las categorías “Mejor Bourbon Whiskey” y “Mejor Rye Whiskey”. 

En Chile es comercializado por la distribuidora DESA y puede encontrarse en supermercados y tiendas especializadas a partir de $29.990.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: