Recibe el invierno con exquisitas recetas

Empezar el invierno en casa sin salir es un acontecimiento absolutamente involuntario para mucha gente. Pero ¿qué mejor que pasar el frío en el calor del hogar? Incluso es una oportunidad única para estar más tiempo en el lugar más acogedor y cálido de la casa por estos días: la cocina, con simples pero tentadoras preparaciones.

Y más aún con los intensos aromas del invierno, como el tomate asado y chocolate caliente. O un queque recién horneado con café, todo resulta mucho mejor.

Dos amantes de la cocina entregan preparaciones recomendadas y sencillas, para comenzar el invierno dándose un gusto con ricas recetas en cualquier momento del día.

Sopa de tomates asados y tomillo

Por Karime Harcha. Instagram: @karimeharcha

Ingredientes

  • 500 gramos de tomate maduro.
  • 1 diente de ajo.
  • Tomillo a gusto.
  • 300 ml de caldo de verduras o pollo.
  • Sal / pimienta.

Preparación

Precalienta la freidora (puede ser la de aire Oster) por 5 minutos a 200 °C. Corta el tomate en gajos, sin llegar hasta el final, y júntalo con el tomillo.

Retira y pon en una olla (como la Multi-Olla Oster) los tomates con el tomillo y ajo. Agrega el caldo de verduras o pollo y cocina por 10 minutos. Luego salpimenta y tritura con una licuadora o batidora (como la de Inmersión Oster).

Pónlos en la freidora por 10 minutos a 200°C. Luego, ábrela y pon el ajo laminado, y cocina por 5 minutos más, a la misma temperatura.

Servir con crutones hechos con pan en la freidora, corta cubos de pan y agrégales una cucharada de aceite de oliva. Mezcla y pon 3 minutos a 200° C. Luego, revuelve y deja por 3 minutos más.

Finalmente, sirve la sopa con los crutones, una ramita de tomillo negro y un chorrito de aceite de oliva.

Queque de chocolate ultra esponjoso

Por Alessandra Riveros. Instagram: @manitosquecomen

Ingredientes

  • 1 taza de harina corriente.
  • 1/3 taza de cacao amargo.
  • 1 taza de azúcar.
  • 1 cucharadita de bicarbonato.
  • 1/2 cucharadita de polvos de hornear.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 1/4 taza de aceite de oliva.
  • 1 huevo grande a temperatura ambiente.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • 1/2 taza de leche + 1 cucharadita de vinagre blanco.
  • 1/2 taza de café recién preparado.

Preparación

Precalienta el horno a 180° y forra un molde con papel mantequilla o enmantequilla y espolvorea con cacao para que no se pegue la mezcla. En un bol mediano, mezcla harina, cacao, bicarbonato, polvos de hornear, sal y tamiza para eliminar bolitas duras secas.

En el bol de una batidora manual (como la con Pedestal Oster), bate a velocidad media el aceite, huevos y vainilla. Incorpora la leche y luego la mezcla seca. Revuelve y suma el café recién preparado (bien caliente), mezclando a velocidad mínima hasta que esté homogéneo.

Luego, vierte la mezcla en el molde, que será extremadamente líquida y debe ser así. No agregues más harina. Lleva al horno por 26 minutos aproximadamente, o hasta que se huela listo y esté firme al tacto (no seco). Una vez terminado el tiempo de horneado, comprueba la cocción con un palillo. Si éste sale seco, quiere decir que está listo.

Finalmente, deja enfriar 5 minutos en el molde. Luego remueve del molde con la ayuda del papel mantequilla y deja enfriar en una rejilla.

Este queque es absolutamente delicioso y perfecto solo. El café es el ingrediente secreto que logra una humedad increíble y resalta el sabor chocolatoso. Por lo tanto, es importante utilizar un buen café bien extraído en nuestra cafetera (como la Perfect Brew de Oster).

Ya lo sabes. El invierno es momento de abrigarse y de hacer ricas recetas. Por eso elige cocinar #EnCasaConOster.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: