Lanzan nuevo pisco chileno Monje Negro

Acaba de ser presentado en el mercado chileno el nuevo pisco Monje Negro, un destilado que se presenta en tres variedades. Cada una de ellas está elaborada con las cepas Moscatel y Pedro Jiménez, pero con procedimientos diferentes que apuntan a satisfacer diferentes necesidades.

La historia de este «proyecto piscolero» comenzó con una invitación a una junta de ex compañeros de colegio y colegas de la industria.  Ahí entre risas y recuerdos, entre piscola y piscola, surge la idea de desarrollar un concepto de pisco diferente. Del gusto de los presentes, los denominados piscoleros de la vida.

Quienes compartían en estas “tertulias” formaban parte de empresas líderes en las diferentes categorías de licores en Chile. Coincidieron en que existía un esfuerzo por hacer un producto de calidad en las distintas empresas. Sin embargo, también estaba presente el factor de la rentabilidad y de la industrialización de los diferentes productos. Esto último termina por convertirse en un aspecto prioritario, donde se destinan variados recursos en construir una imagen para el mercado.

No obstante, se deja un poco de lado esa búsqueda de la pasión por la excelencia de aquellos piscoleros, que gustan de disfrutar de una sensación de satisfacción y de agrado. De compartir responsablemente el sabor de una buena piscola con los amigos.

Al igual que en cualquier obra de expresión artística, se busca capturar y armonizar las diferentes sensaciones que puede experimentar un ser humano. Así, Monje Negro busca maximizar la satisfacción de los sentidos, frente a una delicada sensación, tanto en el aroma como en el gusto. Para ellos se privilegian los mejores sabores y características organolépticas, que se transforman en una sinfonía etílica en el producto final.

Y así, a través de largas y entretenidas reuniones, se fue armando este proyecto que sincronizó y armonizó las más variadas e impetuosas ideas. Hoy, sus creadores quieren compartir con ustedes “la mejor sensación de disfrute que una piscola te puede ofrecer”.

Variedades

El resultado de este trabajo colectivo fue el desarrollo de tres variedades. Una es para lograr la piscola perfecta, otra para la coctelería y, por último, una versión envejecida, hecha para los más conocedores. A continuación te presentamos con más detalle las tres propuestas.

– Monje Negro 35º: Pisco especial compuesto por las diferentes variedades de Moscatel que existen para elaborar la Denominación de Origen Pisco: Moscatel Amarilla, Moscatel Rosada, Moscatel de Alejandría. Para su envejecimiento se utilizan barricas de roble americano.

– Monje Negro Transparente 40º: Pisco cristalino compuesto por Moscatel Rosada, Moscatel Amarilla, Moscatel de Alejandría y Pedro Jiménez. Sus alcoholes se maduran por un largo período en cubas de acero inoxidable.

– Monje Negro Premium 40º: Pisco envejecido compuesto principalmente por la variedad Pedro Jiménez. Es un pisco reposado, con alcoholes envejecidos durante años en barricas de roble americano.

La marca ya está disponible en las principales botillerías de la región Metropolitana y próximamente lo estará en mercados regionales. También se pueden hacer pedidos de venta online en www.monjenegro.com.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: