¿Por qué la masa madre se hizo tan popular?

En el último año, y debido a la irrupción del COVID-19, las personas están más tiempo en casa cocinando, lo que favoreció la tendencia del amor hacia la masa madre. Ella nos permite tener un pan con un toque artesanal, fresco, sabroso, de calidad y muy particular.

“El pan hecho por uno tiene un sabor diferente y sobre todo si utilizas masa madre ya que este requiere tiempo, paciencia y cariño”. Así lo señala Macarena, quien se introdujo en el mundo de la masa madre durante la cuarentena a través de clases online. “Jamás había hecho pan. Es más, no me gusta cocinar. Pero elaborar un pan de masa madre tiene una magia única, amasar es relajante y es una especie de meditación. Te obliga a conectarte con el presente y a no apurarte con los tiempos”, agrega.

A las ventajas terapéuticas de la elaboración de un pan con este tipo de masa se suman los beneficios del producto. Entre ellos que mantiene la frescura del pan por más tiempo, mejora el sabor y aroma de las preparaciones y mejora la digestión.

Patrimonio mundial

Sin duda este boom llegó para quedarse. Así lo demuestra el número de solicitudes de Google para el término «masa madre», que aumentó 5 veces el nivel que tenía antes de pandemia, y cada día aparecen más “panaderos” de masa madre. Tanto así que, según el estudio “Sourdough – Global Market Outlook 2018 -2027”, el mercado mundial de este tipo de masa representó $2,62 mil millones de dólares en 2018. Y se espera que alcance $5,51 mil millones para el 2027.

Le preguntamos a Karl De Smedt, el “bibliotecario” que administra la biblioteca de masa madre del patrimonio mundial de Puratos en Bélgica, por qué cree que el perfil de esta masa va en aumento. “La popularidad de la masa madre ha ido creciendo durante muchos años, pero realmente parece haberse convertido en el espíritu de estos tiempos. Cada vez más consumidores aprecian su carácter y sabor tradicional. Claramente, la situación actual sólo ha acelerado esta necesidad”.

La biblioteca de masa madre creada por Puratos, que hoy alberga 134 masas madres diferentes, tiene como objetivo almacenar y salvaguardar los mejores cultivos de masa madre de todo el mundo. Cada nuevo envío a la biblioteca es examinado y analizado en busca de nuevos microorganismos. Hasta la fecha se han aislado y registrado más de 1.400 cepas de levaduras silvestres y bacterias lácticas.

Para Karl, la importancia de la masa madre radica en saber que es un producto casi artesanal y reconocer que últimamente el interés por éste ha crecido. La pasión por la panadería ha hecho que este método se redescubra y continúe un legado de sabor, nutrición e historia.

Si quieres que tu masa madre sea parte del registro mundial que hay en la biblioteca, ingresa a https://www.questforsourdough.com/

Comparte esto:
error: Este contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: