Nuevas tendencias en el consumo de vino

Aquellas empresas que buscan llegar a nuevas generaciones han debido adaptarse a las nuevas formas de consumo de vino que se están imponiendo. De la mano de los más jóvenes, algunas de estas tendencias son los tragos fáciles de llevar y opciones ready to drink (listos para tomar).

Estos nuevos consumidores nacieron con la tecnología y después de la década de 1980. Están preocupados por su salud y buscan alternativas que sean amigables con el medio ambiente. Esas son las características de los llamados Millenials y la Generación Z, grupos que al momento de decidir qué tomar, optan por productos que tengan un valor agregado.

Pero, ¿cuál es el trago favorito de esta generación? Un estudio de Wine Market Council reveló que la bebida preferida de los Millenials es el vino. Y que, en instancias de consumo, toman alrededor de tres copas. Esto ha hecho que las empresas del rubro apuesten por nuevas alternativas.

Aluminio a la palestra

Una de ellas es el vino en lata. Este formato ha sido implementado con éxito en países europeos y Estados Unidos. De acuerdo con datos de Nielsen, el mercado de los vinos en lata alcanzó en 2018 un valor de US$ 70 millones en EE.UU., lo que representó un aumento de 70%. En el Reino Unido, la categoría ha aumentado un 125% interanual hasta agosto de 2019, y con un valor cercano a los £ 3,6 millones. “Los vinos enlatados cada día ganan más terreno y los datos sugieren que será una tendencia duradera, no una moda pasajera”, comentaron a Forbes desde Nielsen.

Es así como nuestro país no se ha quedado atrás y viñas nacionales se han sumado a esta tendencia. La primera que entró en esta categoría fue viña Santa Rita. La empresa lanzó este año, Rita Rosé, el primer rosé en lata y, hace un par de meses, sumó el Sauvignon Blanc Rita Blanc y Rita Sparkling, un espumante brut bajo en calorías.

Además de ser fácil de llevar, el vino en este formato es amigable con nuestro planeta. “Los consumidores están cada vez más preocupado por el cuidado del medio ambiente y las latas de aluminio son uno de los contenedores de bebida más reciclado a nivel mundial”. Así lo destaca el gerente de Marketing Corporativo de Viña Santa Rita, Jaime de la Barra. El ejecutivo asegura, además, que un 70% de cada uno de los contenedores está hecho con aluminio que fue previamente reciclado.

¡Abrir y tomar!

Otra de las características que demandan las nuevas generaciones es el ready to drink. Antes la gente buscaba hacer sus propias preparaciones, hoy los más jóvenes quieren abrir el producto y que esté listo para tomar.

Al respecto, Bernardo Serrano, director de La Coctelera, asegura que la categoría ready to drink es una de las que más está creciendo y no solo con vinos y espumantes. “Se han sumado muchas marcas reconocidas del rubro de los destilados que ofrecen coctelería clásica. Basta con poner la mezcla en un vaso, agregar una decoración o nuestro toque y la preparación está lista”.

Por lo mismo, actualmente hay disponibles en el mercado nacional diferentes opciones en este formato para satisfacer esta nueva forma de consumo de vino. Entre ellas destaca la sangría, pero también mezclas con otras bebidas alcohólicas, como el pisco to go, los spritzers e, incluso, whiskys que vienen con bebidas cola o tónicas.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: