viernes, mayo 24, 2024
ComidaGastronomía

Hoy celebramos el pan que es patrimonio de la humanidad

Compártelo:

Hoy 21 de marzo se celebra el Día Internacional de la Baguette, un pan que genera modos de consumo y prácticas sociales propias. La baguette es un ícono francés, que se traduce como “varita” o “bastón”, y fue creado hace más de cien años en París.

Según los franceses, una baguette debe hacerse solo con harina, sal, agua y levadura. El tamaño debe ser de 65 cm de largo, aunque puede llegar a medir hasta 1 metro. Por último, el pan se debe hornear en el local donde se vende.

Hay un sinfín de historias que cuentan el origen de este emblemático pan. Algunos atribuyen su creación a Napoleón Bonaparte, sobre quien se dice que ordenó a los lugareños que hicieran pan en una forma más larga y delgada para que los soldados pudieran llevarlo fácilmente en sus brazos.

Otra historia cuenta que en 1920 existía una ley francesa que prohibía a los panaderos trabajar entre las 10 p.m. y las 4 a.m. Estas horas no dejaban suficiente tiempo para hornear pan, por lo que la baguette era la solución. Podía prepararse y hornearse en 3 horas y estar a tiempo para la apertura de la panadería.

Por último, una de las historias más populares cuenta que a principios del siglo XIX, los hornos de vapor fueron traídos por primera vez a París. Lo hizo un oficial austriaco convertido en panadero, August Zang. El horno a vapor permitía que la corteza se expandiera, fuera crujiente, ligero y aireado.

Patrimonio inmaterial

Si bien nadie sabe realmente el origen de la baguette, es tan conocida que el año pasado la Unesco la declaró como patrimonio inmaterial de la humanidad. Según la Unesco: “honra el saber hacer de los panaderos artesanos y también celebra toda una cultura: un ritual diario, un elemento estructurante de la comida, un sinónimo de compartir y de convivencia”.

Según Rodrigo Olate, de la marca belga de alimentos Puratos, su popularidad se debe a sus características propias. “Su corteza crujiente y miga liviana, provocan una gran experiencia para los sentidos. En Francia es posible conseguirla cada tantas cuadras, el aroma presente en el ambiente invita a pasar a las panaderías por un sándwich de ½ baguette para luego comerlo al paso. Si bien la elaboración de una baguette requiere de técnica, llama la atención por la nobleza y simpleza de su receta”.

En Chile, la influencia de las panaderías francesas y la cercanía o parecido con nuestra marraqueta en cuanto a los ingredientes y la relación corteza crocante y miga liviana, hace que sea una pieza valorada por los amantes del pan.


Recibe nuestras novedades

google-site-verification: googlee8a86153e21b9197.html

Te invitamos a que nos dejes tus datos para seguir en contacto y enviarte nuestras últimas novedades.

Al hacer clic en enviar, aceptas compartir tu dirección de correo electrónico con el sitio y con MailChimp para recibir actualizaciones y otras informaciones de interés.

No compartiremos tu información con ninguna otra persona o empresa.

Utiliza el enlace de cancelación de suscripción de esos correos electrónicos para eliminar tu suscripción en cualquier momento.

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido