domingo, diciembre 3, 2023
ElegidosNovedades

Exportan tradición y calidad vinícola al mundo desde Ñuble

Compártelo:

La empresa asociativa campesina Moscin es la única firma de pequeños campesinos usuarios de INDAP Ñuble entre las cinco certificadas a nivel nacional en Comercio Justo. Y hoy celebra un hito trascendental al exportar por primera vez a Suecia cinco pallets de vino Moscatel de Alejandría.

Esta iniciativa pionera marca un logro para esa región y también resalta el potencial de las cooperativas campesinas en el escenario internacional. Se trata, además, de la primera exportación realizada por una empresa asociativa campesina de usuarios INDAP y la única en la región certificada Comercio Justo. Este distintivo resalta su compromiso con prácticas éticas y sustentables en la producción vinícola.

Para Justo Neira, presidente de la cooperativa Moscin, esta primera exportación es fruto del esfuerzo de los socios, pero también del apoyo recibido. “Esta exportación al mercado sueco es un paso. Nosotros vamos a seguir dando pasos y por eso estamos trabajando en la exportación de Cinsault, con las uvas de la cuenca de Guarilihue. Esas son las uvas que se embotellaron y los suecos van a tener el privilegio de probarlas. En el fondo, es un sueño que se hace realidad porque estamos trabajando con el apoyo de INDAP, tenemos un gestor comercial y una asesoría técnica especializada. Sin esas herramientas que nos entrega INDAP, yo creo que nos costaría”.

Apoyo técnico

La directora de INDAP Ñuble, Fernanda Azócar, también se refirió a este hito. “Para nosotros como INDAP es un honor estar en la primera exportación de pequeños agricultores, con certificación de Comercio Justo hacia Suecia. Este es un gran fruto que nace también de años de trabajo junto a INDAP, con asesorías técnicas especializadas, gestor comercial y un programa de asociatividad económica, también con ProChile. Eso ha generado toda esta red para llegar a buen puerto en esta primera exportación de viñateros de pequeña escala, viñateros campesinos. Así que esperamos que este sea el faro que ilumine al Valle de Itata y que los productores viñateros sigan esta senda, con foco en la exportación y también en el comercio local”.

La autoridad regional añadió que “ellos se han articulado al alero de INDAP. Y hoy es nuestra primera empresa asociativa campesina en alcanzar un mercado externo. El Valle del Itata es una marca que tiene potencial, que hoy día queda consolidada como una puerta para el comercio exterior para las empresas campesinas”.

Orgullo campesino

Carlos Zúñiga, asesor del programa, agregó que “esta exportación es la combinación de un trabajo de tres años con Moscin. Es una empresa asociativa campesina, que toda su vida ha cultivado las parras, siempre recibiendo un precio relativamente muy bajo por la venta de sus uvas. Entonces, esta uva que tiene una tremenda calidad y que mediante este proyecto, con fondos públicos del INDAP, mediante un Programa de Asociatividad Económica, nos apoyó en el desarrollo del valor agregado para embotellar estas uvas. A dos años de trabajo con este instrumento, logramos realizar la primera exportación a Suecia, con mucho orgullo. Ganamos una licitación en que el Estado sueco llamó a todas las empresas chilenas del Valle de Itata, donde Moscin ganó con calidad y precios”.

El profesional añadió que “también es un espaldarazo a la estrategia de certificar las uvas bajo producción medioambientalmente sustentable. Con las certificaciones Fair For Life, y de Comercio Justo Fair Trade Internacional. Estamos exportando un vino de gran calidad y medioambientalmente sustentable y esperamos ir incrementando el volumen de exportación de manera de pagarles un mejor precio a los productores socios de esta cooperativa. Así podremos ir en beneficio de sus familias, de sus hijos, y de impactar socialmente en el Valle del Itata y en Guarilihue».

El vino fue elaborado íntegramente con uva Moscatel, en colaboración con la bodega de Francois Massoc, quien destacó las características de la producción. “Es un vino de Moscatel, de uvas de los campos de los asociados a Moscin, de Guarilihue. Es un vino realizado con estándares de calidad alto y volúmenes bajos; con una guarda de por lo menos un año antes de salir a la venta. Para darle todo lo necesario para que sea un vino de valor y de reconocimiento en cualquier mesa del mundo. Es un Moscatel que está hecho limpio, sin sus pieles, con un prensado largo. Es un vino seco, fresco y un excelente representante de la tipicidad de la región, de la zona y de la uva”.


Suscríbete a nuestro newsletter

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: