El plato «gringo» que conquistó la cocina mundial

 ¿Se te acabaron las recetas sencillas y sabrosas esta cuarentena? Anímate con unos Mac & Cheese caseros, una de las preparaciones de pasta más famosas y sencillas, un clásico de la cocina «gringa» que este 14 de julio celebra su propio día.

Y es que los macarrones con queso son un plato que nunca falla, ya que son los favoritos de grandes y pequeños por su intenso y reconfortante sabor. Si bien se asocia a la cocina americana, su origen se remonta a los Alpes Suizos, donde se estilaba mezclar pasta con queso. Sin embargo, no fue hasta que la marca Kraft introdujo esta preparación en la cocina estadounidense, que alcanzaron fama internacional durante la Segunda Guerra Mundial.

El éxito de este platillo se basó en la rapidez de la preparación y en su valor. Desde ese entonces, reconocidos chefs y foodies alrededor del mundo han incursionado en esta preparación casera, donde el protagonista es el queso Cheddar.

Receta infalible

Y para que puedas preparar unos macarrones con queso al estilo americano, suaves y cremosos, sigue la receta que te dejamos a continuación

Ingredientes

  • 200 gramos de pasta (macarrones).
  • 2 tazas de queso cheddar natural.
  • ½ taza de parmesano rallado.
  • 3 tazas de leche .
  • ¼ taza de mantequilla.
  • 2 ½ tazas de harina de trigo sin polvos.
  • 2 cucharadas de mantequilla.
  • ½ de miga de pan.
  • 1 pizca de paprika.

Preparación

Precalienta el horno a 180 grados y, en paralelo, cocina la pasta como indica el paquete del fabricante. Escurre y reserva a temperatura ambiente

En una olla o sartén amplio, derrite la mantequilla a fuego medio, vierte la harina y mezcla bien para que no queden grumos. Añade la leche lentamente y sigue revolviendo por unos minutos. Posteriormente, añade ambos quesos y sigue cocinando a fuego bajo, hasta que los quesos se derritan y la salsa tome la consistencia deseada.

Finalmente, en una fuente resistente al horno, vierte la pasta y sobre la misma agregue la salsa de manera uniforme, mezclando bien ambas preparaciones.

Para el toque final, derrite dos cucharadas de mantequilla en una cacerola a fuego medio, añade las migas de pan hasta que queden de color marrón y viértelas por encima de la pasta, añadiendo queso parmesano rallado y una pizca de paprika. 

Lleva al horno a 350 grados por 30 minutos y sirve inmediatamente. 

¡Ahora estás listo para disfrutar de un exquisito Mac & Cheese casero!

Si quieres conocer una amplia variedad de quesos puedes encontrarlos en redes sociales como @usacheeseguildchile, tanto en Facebook e Instagram. Ellos están disponibles en Delicasei.com, Jumbo, Unimarc, Tottus y Líder.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: