Día de comer arándanos, pero es mejor beberlos

Este 23 de noviembre se celebra el Día de Comer Arándanos, una de las frutas más versátiles y nutritivas del mundo. Esas diminutas bayas de color azul oscuro se caracterizan por sus propiedades antioxidantes, que frenan el envejecimiento y producen efectos positivos sobre la salud cardiovascular. Pero, ¿por qué comerlos si se pueden beber?

Con lo mejor de dos mundos, una de sus presentaciones más diferenciadoras está en la cerveza Kunstmann Arándano. Ésta se caracteriza por su suave dulzor, intenso aroma y un gusto alicorado, en el que se identifican arándanos y otros berries. Es refrescante, agridulce, con un final caramelizado y ligeramente amargo, una especialidad de los valdivianos que aprovecha las virtudes de los frutos de la zona.

Está elaborada con maltas rubia y caramelo, levadura Ale y compuesta por lúpulo Hallertauer Tradition. Se encuentra disponible en un 4 pack de 330 cc en supermercados y botillerías a lo largo del país. También en formato schop de 300 cc y 500cc en los Kunstmann Craft Bar de Vitacura, Ñuñoa, Viña del Mar y la Cervecería en Valdivia.

El especialista cervecero de Kunstmann, Tomás Gajardo, entrega algunas recomendaciones para disfrutarla al máximo. «Es ideal para degustar con postres, debido a que sus notas vienen muy bien con el dulzor, haciendo de este maridaje uno muy amigable, sin ser empalagoso por su frescura. Para quienes gustan más de sabores salados, la cerveza también contrasta muy bien con el sabor ácido del limón o el vinagre. Por ello se recomienda acompañar con platos ligeros y saludables, como ensaladas o entradas, por ejemplo, el Tartar de atún».

Comparte esto:
error: Este contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: