Conoce este inédito proyecto de gastronomía social

Un inédito proyecto de gastronomía social nació para entregar capacitación de calidad y trabajo a más de 200 jóvenes en situación vulnerable. Su objetivo es generar nueva fuerza laboral para restaurantes de las regiones Metropolitana, Valparaíso y Antofagasta, con un 60% de cupos destinados a mujeres.

Según la OIT, más de la mitad de la pérdida de empleo desde el inicio de la crisis del coronavirus corresponde a menores de 35 años de las comunidades más vulnerables. La Encuesta Nacional de Empleo 2020, en tanto, detalla que la tasa de ocupación entre los jóvenes de 15 a 24 años cayó a un 28,7%, cifra que llega al 31,5 por ciento en el caso de las mujeres. Chile hoy ocupa el cuarto lugar de desempleo juvenil entre los países de la OCDE.

Para enfrentar esa realidad, la red de Comida para Todos, la Asociación Chilena de Gastronomía (ACHIGA) y Coca Cola Chile se unieron para impulsar la empleabilidad en el rubro gastronómico. Y lo hicieron a través de Boot Camps, que buscan mejorar la situación socioeconómica de la juventud vulnerable a través de formación de calidad y obtención de empleos.

La unión hace la fuerza

Los Boot Camps son programas de formación intensiva profesional y empleabilidad juvenil realizados en restaurantes y con 90 horas prácticas de formación. Los locales aprovechan sus costos hundidos y espacios ociosos para unirse a esta causa, cuyo programa se construye y desarrolla a partir de la colaboración social. Comida para Todos impulsa la iniciativa desde abril 2020, con el objetivo de unir a los actores de la gastronomía para el cambio social.

Están dirigidos a jóvenes vulnerables, que se seleccionan a través del trabajo de la red Comida para Todos en conjunto con organizaciones territoriales. Allí aparecen las DIDECOS, fundaciones y corporaciones, que también serán parte del acompañamiento a los alumnos.

El Chef Marcelo Velásquez junto a sus alumnos.
Foto: Pablo Vera/ Coca-Cola Journey / Factstory Agency

Los jóvenes serán capacitados como asistentes de sala y asistentes de cocina. Se les entregarán las herramientas necesarias para que puedan desenvolverse óptimamente en el mercado laboral y adaptarse a las necesidades que demanda la industria . Por último, los jóvenes pasan a formar parte de la Bolsa de Trabajo que hoy la red ostenta y mejora día a día.

Cómo operará en Chile

En una primera etapa, se realizarán tres Boot Camps con 12 alumnos cada uno. Paulatinamente se irán uniendo más estudiantes y nuevos restaurantes hasta llegar a la meta inicial de más de 200 jóvenes capacitados en las regiones de Antofagasta, Valparaíso y Metropolitana. Los primeros restaurantes serán La Cava del Sommelier (Providencia), Munich (Malloco) y el 5ª Cordillera (Los Andes).

“Dejé mi casa, emigré y comencé muy joven a trabajar en un restaurante en Inglaterra, por problemas económicos familiares. Allí entendí que la gastronomía puede ser un puente que ayuda a miles de jóvenes a salir de la oscuridad y encontrar caminos luminosos que honren sus sueños. Desde entonces, he dedicado mi vida a la gastronomía con foco social. Veintiún años después damos vida a estos Boot Camps, fruto de una alianza virtuosa entre actores claves de la gastronomía de Chile y España. Por primera vez se unen para lanzar un mensaje claro de colaboración y apoyo a aquellos que hoy lo necesitan”. Así lo explica Rafael Rincón, presidente de la fundación Gastronomía Social, director de Comida para Todos y co-creador de la iniciativa.

Además de la capacitación de jóvenes, esta iniciativa significa también un apoyo en la reactivación del sector gastronómico, especialmente golpeado durante la pandemia. “Creemos que esta alianza colaborativa con acento en lo social, traerá grandes beneficios. Capacitar a jóvenes dándoles herramientas de valor que les permitan incorporarse a una red de empleabilidad en la industria gastronómica, es una motivación. Además de una buena oportunidad para reducir la falta de oportunidades laborales. Por otra parte, con la reactivación de la industria tenemos la necesidad de recuperar la fuerza laboral que se perdió durante la crisis”, señala Máximo Picallo, presidente de ACHIGA.

Enfoque de género

Esta alianza colaborativa tiene además un claro enfoque de género, ya que el 60% de sus cupos será destinado a mujeres jóvenes. Ellas se ven más afectadas por el desempleo como consecuencia de factores como la informalidad y la necesidad de asumir labores de cuidado de niños y adultos mayores.

“Estamos muy contentos de ser parte de estos Boot Camps, que buscan entregar herramientas de empleabilidad a jóvenes, especialmente mujeres, que necesitan oportunidades para insertarse laboralmente. La mirada integral con que fue concebida esta iniciativa, se complementa perfectamente con nuestra mirada de futuro, colaborativa y co-creada entre los distintos actores”. Así lo explica Paola Calorio, directora de comunicaciones, asuntos públicos y sustentabilidad de Coca-Cola Chile, Bolivia y Paraguay.

Las tres primeras experiencias Boot Camps comenzaron en noviembre y el programa completo terminará antes del primer semestre de 2022. Serán 19 ciclos concluidos en tres regiones, para -en el corto plazo- poder llegar a más regiones y a otros países.

Comparte esto:
error: Este contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: