Aprende a preparar masa madre en casa

Preparar masa madre en casa es un proceso sencillo, pero lento, ya que implica dejar fermentar la preparación por largas horas. Pero es algo sano y nutritivo que puedes elaborar en estos días de cuarentena.

Al ser un fermento natural, la masa madre contiene microorganismos y bacterias con capacidad de crecer simplemente añadiendo más agua y harina. Eso implica que con un poquito de masa madre se pueden obtener miles de panes durante años e, incluso, siglos.

Y si nos centramos en el potencial longevo de las masas madres, existe un depósito especial con sede en St. Vith, Bélgica. Está destinado a la conservación de las masas madres más antiguas y singulares del mundo con el fin de preservar la biodiversidad que las caracteriza. Allí se conservan más de ochenta muestras, entre las que destaca una masa madre creada en 1923. Ella procede de Altamura, Italia, conocida como la «Ciudad del pan» desde los tiempos de Homero.

Alessandra Riveros (@manitosquecomen), es una chef que ha traspasado sus conocimientos a más de 200 alumnos en Chile. Ella enseña a preparar la masa madre en casa para traspasar esta masa de generación en generación. Pero, por sobre todo, entrega los mejores tips de cómo conservar este pan para así evitar el desperdicio de alimentos. Y ya ni siquiera tendrás que salir de casa para comprar este esencial alimento.

Encuentra ésta y otras saludables y ricas soluciones para no comprar de más en www.foodsaver.cl y en el instagram @foodsaver_chile.

Pan de masa madre
  • 1 ½ taza harina blanca sin polvos.
  • 1 ½ taza harina integral.
  • 2 cucharaditas de sal.
  • 1 1/3 taza de agua.
  • taza de agua.
  • ¼ taza masa madre lista.

Preparación

Mezcla las harinas y la sal, agregar agua y la masa madre. Junta todos los ingredientes en un bol y cúbrelo con un film plástico. Deja reposar por 8 hrs. aproximadamente.

Cubre un molde con un paño, enharina la superficie donde irá el pan con aproximadamente 1/8 taza de harina blanca.

Una vez que haya reposado y se puedan ver burbujas en la superficie, voltea la masa sobre una superficie enharinada.

Dobla la masa sobre sí misma. Luego de 5 a 8 dobleces, forma un bollo y pasa al molde.

Cubre flojamente y dejar reposar por 1 a 3 horas.

Precalienta el horno y una olla enlozada de hierro fundido a temperatura máxima por lo menos 30 minutos antes de hornear.

Una vez que haya pasado el tiempo de reposo, voltea la masa ya reposada en la olla bien caliente.

Retira el paño y marca el pan con un cuchillo muy filoso. Tapa y lleva al horno por 30 minutos.

Destapa y dejar 5 a 10 minutos más dentro del horno para que se dore.

Cuando se logre el dorado deseado, retira del horno y saca inmediatamente el pan de la olla, dejando enfriar sobre una rejilla.

No cubras ni cortes el pan hasta que haya enfriado completamente. Este pan termina su proceso de cocción a medida que se va enfriando.

Cómo conservar el pan

La mejor técnica para que logres un rebanado perfecto es tener un buen cuchillo y cortarlo 6 a 8 horas después de salido del horno.

Intercala láminas de pan y luego colócalas en un contenedor para congelarlo, como el modelo 2,3L FoodSaver Fresh 10x. Este contenedor se abre y se vuelve a sellar en segundos gracias a la nueva máquina de sellado vertical.

Cómo alimentar la masa madre
  • 1-2 panes: ½ taza harina + ¼ taza agua. 
  • 3-4 panes:  taza harina + 1/3 taza agua.
  • 4-6 panes:  1 taza harina + ½ taza agua.
Cómo elaborar tu propia masa madre
  • ½ taza de harina
  • ¼ taza de agua

Mezcla los ingredientes y deja la masa a temperatura ambiente, con tapa superpuesta o una gaza con elástico.

12 horas después, bota a la basura la mitad de la mezcla y vuelve a alimentarla.

Repite todos los días por una semana y al séptimo tendrás tu masa madre.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: