Alimentación impacta en el rendimiento profesional

La salud y la nutrición en los espacios de trabajo impactan positivamente en el rendimiento profesional. Esa fue la principal conclusión obtenida por el primer estudio multidisciplinario sobre “Nutrición saludable en el lugar de trabajo” realizado por la empresa transnacional ISS.

Los responsables de las áreas de Recursos Humanos y colaboradores consultados coincidieron en que el buen estado de salud contribuye al bienestar laboral.

Y es que actualmente llevar un estilo de vida saludable es un tema de gran preocupación entre todas las personas. Consciente de esto, ISS Chile, a través de su servicio de Catering Apunto, está impulsando a sus clientes a implementar y potenciar programas de salud. El objetivo es ofrecer una dieta balanceada y de una buena nutrición. Porque ello lleva a generar un mejor bienestar en el trabajo y aumentar la producción.

“Las empresas debemos entender el rol clave que tenemos para promover hábitos de vida saludable a nuestros colaboradores. Y también ser capaces de incorporarlos a nuestra cultura organizacional”. Así lo comenta Ignacio Barra C, director de Catering de ISS Apunto.

Factores de impacto

Sobre la base a lo anterior, ISS Chile destaca cómo la salud y la nutrición en los espacios de trabajo impactan en el rendimiento profesional:

1.- Es una herramienta para la gestión del talento: Según el estudio de ISS, el 87% de las organizaciones, estima que la importancia de la salud de los colaboradores y el bienestar en el lugar de trabajo son determinantes a la hora de atraer y retener talentos; así como también para mejorar el rendimiento de sus funcionarios. Según la investigación esto demuestra que la empresa se preocupa por ellos.

2.- Existe una relación entre alimentación saludable y productividad: Las encuestas a los colaboradores revelaron la estrecha relación entre nutrición saludable en el trabajo y mejor rendimiento laboral. Asimismo, acompañar el consumo de alimentos saludables con una hidratación adecuada inciden en el bienestar, propiciando directamente en el incremento de la productividad.

3.- Reducción del ausentismo: No prestar atención a una vida saludable da espacio a comidas de baja calidad y mal equilibrio nutricional, provocando sobrepeso u obesidad. Éste último está relacionado, a su vez, con patologías que vuelven a la persona más vulnerables a contraer enfermedades que conllevan licencia médica y absentismo.

4.- Contar con un espacio único para alimentarse: Es importante contar con un área especial para almorzar para fomentar una nutrición sana y segura. Además, los entornos que facilitan encuentros con compañeros y de distención favorecen un ambiente laboral óptimo.

5.- Hábitos aplicables a la vida cotidiana: Los funcionarios pasan el mayor tiempo del día en sus lugares de trabajos, por lo que es el entorno idóneo para transmitir prácticas saludables que puedan incorporar en su vida cotidiana y ponerlas en marcha junto a su familia.

En resumen, al fomentar una buena nutrición y vida sana no solo se ayuda al bienestar de los colaboradores, sino que impacta en el rendimiento profesional, entendido como un incremento de la producción y la satisfacción laboral.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: