viernes, mayo 24, 2024
ComidaGastronomía

Día Mundial del Cacao conmemora ese irresistible alimento

Compártelo:

Hace 13 años la Organización Internacional de Productores de Cacao (ICCO) y la Academia Francesa de los Maestros Chocolateros y Confiteros definió el 7 de julio como el Día Mundial del Cacao. El objetivo fue destacar sus atributos saludables y los beneficios de su consumo moderado.

Su nombre científico es Theobroma Cacao, que en griego significa “el alimento de los Dioses”. Sin duda, es una muy buena forma de resumir las bondades de incluirlo en nuestro día a día.

Propiedades nutricionales

Si bien hoy la mayoría asocia el chocolate, cuya materia prima es el cacao, al continente europeo, lo cierto es que el consumo y cultivo de este fruto se inició en Sudamérica y Centroamérica. En esas zonas hace miles de años sus habitantes descubrieron que se podían preparar alimentos a partir de sus granos. De hecho, la leyenda que Quetzalcoatl del mundo azteca narra la historia del dios que trajo a escondidas el cacao desde el mundo divino a la tierra. Lo hizo para que los humanos también pudieran disfrutarlo y, como castigo, fue expulsado del paraíso.

Gracias a sus múltiples propiedades, el cacao hoy es ampliamente utilizado en distintas industrias, incluida la cosmética. Sin embargo, su foco masivo es la elaboración del irresistible chocolate.

“Cuando tiene altos porcentajes de cacao y bajo un consumo moderado, el chocolate es una opción muy favorable desde el punto de vista nutricional. Contiene hidratos de carbono, proteínas y, además, aporta minerales como fósforo, calcio, hierro, así como vitaminas del complejo B. Ellas estimulan la circulación y la transmisión de los impulsos nerviosos. Asimismo, tiene amplios poderes antioxidantes, relacionados con la prevención de la salud cardiovascular”. Así lo asegura Ximena Rodríguez, directora de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Bernardo O’Higgins.

Y es que según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el cacao en su forma más pura contiene mayor cantidad de antioxidantes que el vino o el té verde. Estos actúan contra los radicales libres y protegen las células. Se lo ha asociado, además, con efectos analgésicos, antiinflamatorios y antimicrobiales, cuidando el sistema inmune.

Está presente en un sinfín de productos que consumimos habitualmente, desde el chocolate en barra hasta bebidas, cremas y postres irresistibles.

No todo es Edén

Pero no todo es placer en el mundo del cacao, pues su producción -concentrada en un 75% en África Occidental- esconde importantes problemas medioambientales. Allí aparecen situaciones asociadas a la deforestación y el uso de agroquímico. Además se suman injusticias sociales como el trabajo infantil, la desigualdad de género y los bajos ingresos de los agricultores. Así lo indica el último reporte del Barómetro del Cacao, asegurando que “para que el cacao sea realmente sostenible y los hogares que lo cultivan puedan obtener unos ingresos dignos es necesario producir un cambio real”.

Si bien hoy América Latina abarca menos del 20% de la producción mundial, desde la región se está apostando por modificar esos paradigmas negativos. Por ejemplo, la compañía ecuatoriana Pacari, que exporta sus chocolates a más de 40 mercados, ha instaurado un innovador modelo de comercio directo con más de 4 mil agricultores. Son ellos los responsables de cuidar la biodiversidad y la calidad de los productos, recibiendo por ese compromiso un precio justo y llegando, incluso, a triplicar sus ingresos. Así, han incentivado la conservación y reflorecimiento del 2,5% del banco genético del mejor cacao del mundo.

“No sólo queremos crear conciencia en los consumidores y en las industrias, sino generar un cambio radical en la manera de producir y disfrutar del chocolate. Nuestro objetivo es llegar a todo el mundo con una opción sostenible, queremos ser un chocolate democrático”, destaca Santiago Peralta, fundador de la marca.

En Chile la firma ha tenido un crecimiento exponencial, con opciones que van desde barras, hasta cereales y productos para repostería. De hecho, Pacari es la única compañía chocolatera que cuenta con el sello Demeter Biodynamic Certification. Esta validación acredita que los campos de producción de materia prima mantienen un ecosistema auto regenerativo, libre de químicos, pesticidas y fertilizantes. Además, presentan un balance ecológico entre animales, suelo, plantas y humanos.

Abastecimiento sostenible

Y es que disfrutar de este tesoro gastronómico y nutricional también implica el respeto de la naturaleza y del producto. Lo que, a su vez, redunda en una mejor calidad.

Es por ello que la empresa belga Puratos, fundada en 1919 y con presencia en más de 100 países, cuenta con el programa Cacao-Trace. Es otra iniciativa que se enfoca en un abastecimiento sostenible, donde el proceso de fermentación de las habas de cacao se lleva a cabo bajo los más altos estándares. Este cuidado asegura un sabor óptimo y superior al proceso tradicional. 

“Este programa busca crear valor para todos los involucrados, tanto para el consumidor a través del sabor, como para los agricultores a través de una prima que se les devuelve por la venta de cada kilo de chocolate. Con esta prima se han podido desplegar proyectos para mejorar la calidad de vida de muchas personas. Por ejemplo a través de la construcción de escuelas y centros de educación para futuros agricultores”, señala Agnes Abusleme, gerente de marketing de Puratos de Chile.

Cacao-Trace esta está presente en nuestro país a través de la marca Belcolade, de Puratos. Es el único programa de abastecimiento sustentable del cacao y trazabilidad que redefine, a su vez, la calidad del chocolate. Genera un circulo virtuoso donde el valor se comparte en cada etapa y se saborea en cada gramo de este incomparable producto que ahora celebramos.

Gelatos destacados

Si quieres disfrutar del cacao en una de sus mejores presentaciones no dejes de visitar Antica Gelatería del Corso. La marca destaca por su variedad de más de 25 sabores de gelatos y sorbettos, de los cuales ocho tienen cacao en sus ingredientes. Ellos son Chocolate brownie, Chocolate menta, Chocolate crema, Chocolate sorbetto (vegano), Chocolate frambuesa, Chocolate Bianco Amarena, Chocolate almendra y Chocolate avellana, más conocido como Gianduia.

“Invitamos a todos los amantes del gelato a llenarse de dulzura y celebrar el día mundial del cacao viviendo la experiencia Antica y probando nuestros exquisitos sabores en los locales de Isidora Goyenechea y Parque Arauco. Tenemos 8 sabores de gelatos con cacao, todos elaborados de manera 100% artesanal en base a auténticas recetas italianas”. Así lo señala María Francisca Gaete, channel development manager.

La heladería se caracteriza por respetar la tradición italiana para entregar un producto de calidad a sus consumidores. Cada uno de sus diferentes sabores son fabricados de forma 100% artesanal, sin colorantes, ni saborizantes.

Visita y disfruta Antica Gelatería del Corso en sus locales físicos en Las Condes o pide a través de todas sus plataformas de ecommerce.


Recibe nuestras novedades

google-site-verification: googlee8a86153e21b9197.html

Te invitamos a que nos dejes tus datos para seguir en contacto y enviarte nuestras últimas novedades.

Al hacer clic en enviar, aceptas compartir tu dirección de correo electrónico con el sitio y con MailChimp para recibir actualizaciones y otras informaciones de interés.

No compartiremos tu información con ninguna otra persona o empresa.

Utiliza el enlace de cancelación de suscripción de esos correos electrónicos para eliminar tu suscripción en cualquier momento.

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido