Conoce los mejores cortes de carne para cocinar

Los cortes de carne son la base de clásicas y económicas recetas como el estofado, la cazuela o la carne a la cacerola. Todas ellas son muy recomendables para nutrirse y, al mismo tiempo, acumular calor durante las frías jornadas de otoño-invierno.

Precisamente en esta temporada invernal es necesario consumir alimentos sanos y que nos ayuden a mantener una adecuada temperatura corporal. Pero, al contrario de lo que se piensa, comer en grandes cantidades o consumir productos con un gran contenido calórico, no son buenas estrategias.

Lo que sí debemos hacer es privilegiar los platos calientes y energéticos, que nos aporten nutrientes esenciales y beneficiosos para nuestra salud. Así lo explica Evelyn Sánchez, académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de Universidad de Las Américas. Ella señala que “en esta época del año la clave está en lograr combatir el frío y reforzar nuestro sistema inmunológico. Para ello la ingesta alimentos saludables es fundamental. Eso sí, es importante innovar en nuestras preparaciones culinarias, para poder compensar la sensación de frío. Por lo mismo, las preparaciones chilenas como guisos, sopas y estofados son muy propicias para esta temporada”.

Bajo este contexto, Jorge Escobar, gerente general de la cadena El Carnicero “Maestro en carnes”, entrega algunos consejos. “Los días fríos son ideales para poder incursionar en la cocina y atreverse a preparar deliciosos y tradicionales platos. Como la cazuela de pollo o vacuno, estofados, carbonadas, charquicán y el pollo o carne al jugo”, comenta el experto.

Asimismo, también explica que “el tapapecho, la sobrecostilla y la tapabarriga guisadas al horno y acompañadas con papas cocidas o doradas son ideales para disfrutar de sabores intensos”.

Tipos de cortes de carne

Para complementar los consejos anteriores, Escobar entrega una selección de nutritivos y sabrosos cortes para disfrutar de exquisitas preparaciones invernales:

Pollo Ganso: alargado, redondeado, sin nervio ni grasa interior. Corte de sabor suave, bajo en grasas e ideal para cocinar la tradicional mechada a la cacerola.

Guiso preparado con pollo ganso.

Plateada: es una carne suave y de fácil digestión. Sus principales preparaciones son a la cacerola o al horno, por lo que se recomienda cocinarla en su jugo acompañada de arroz o un guiso de verduras. 

Choclillo: corte redondo, alargado y con poca grasa. Ideal para consumirlo como carne picada, en bifes a la plancha, al sartén o como estofado.

Osobuco: corte redondo con hueso en el centro y fibroso. De buena calidad para cazuelas ya que proporciona caldos sabrosos y gelatinosos. Generalmente es parte de guisos a la cacerola y la infaltable cazuela de invierno.

Pollo: carne blanca baja en grasas y calorías, aparte de ser un producto económico y accesible para el bolsillo de la familia chilena. Esta es una de las carnes más versátiles ya que se puede preparar al horno, al sartén, a la parrilla y también es el elemento clave en un delicioso consomé.

Posta Negra: corte sin nervios ni grasa, excelente para bifes delgados, carbonadas y colados para niños.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: