Australia importa vides chipriotas por cambio climático

Las vides chipriotas Xynisteri (blanca) y Maratheftiko (tinta) acaban de ser liberadas de la cuarentena australiana y están propagándose en el campus de Waite de la Universidad de Adelaida, en el sur de Australia.

Las plantas se utilizarán en ensayos que replican los que se están realizando en viñedos comerciales chipriotas para determinar su idoneidad para las condiciones australianas.

El estudiante de doctorado de la Universidad de Adelaida, Alexander Copper, ha realizado estudios en condiciones de irrigación y sequía en Chipre. El material que estuvo en cuarentena se utilizará para repetir estos experimentos en Australia y determinar con mayor precisión su tolerancia a la sequía.

«Estamos viendo el incremento en las temperaturas y el aumento de la frecuencia de las olas de calor en el sur de Australia. Esto está afectando la cosecha de la vid y poniendo cada vez más presión sobre los recursos hídricos», dijo Copper.

“Estas variedades son muy tolerantes a la sequía en Chipre. A menudo se cultivan sin ningún tipo de riego, y se espera que puedan crecer en condiciones australianas con un riego mínimo o nulo.

“Las variedades populares de Australia, incluyendo Shiraz, Cabernet Sauvignon, Pinot Noir, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Pinot Gris, son todas variedades francesas que tradicionalmente se cultivan en partes de Francia con alta precipitación y sin riego. En Australia, estas variedades suelen ser irrigadas debido a la diferencia en las precipitaciones, al igual que nuestros Riesling, originarios de Alemania».

“Tenemos algunas variedades más tolerantes a la sequía de España, Italia y Portugal, pero creo que las variedades chipriotas serán más tolerantes a la sequía. Se han cultivado durante miles de años en Chipre, tolerando veranos muy calurosos y secos. Sobreviviendo solo con la lluvia invernal, muy similar a nuestro clima aquí en el sur de Australia «.

Copper recibe financiamiento a través de becas de la Universidad de Adelaida y Wine Australia. Y tiene supervisión de los profesores asociados Cassandra Collins y Susan Bastian, y el Dr. Trent Johnson, en la Escuela de Agricultura, Alimentos y Vinos de la Universidad.

El investigador dijo que espera tener los datos listos para la publicación de los ensayos de Chipre a principios de 2020. Y de los estudios en el campus Waite en Australia en el otoño de 2021.

«Después de eso esperamos realizar pruebas de campo en diferentes regiones del sur de Australia».

El profesor Collins dijo que la primera parte del proyecto de Copper fue evaluar la respuesta del consumidor en Australia a los vinos chipriotas, lo que resultó positivo.

«Considerando la similitud de climas entre Australia y Chipre, estas variedades de uva chipriota tienen potencial como vinos ambientalmente sostenibles que requerirán menos recursos y ayudarán en la adaptación futura de la industria del vino a un clima cambiante», dijo.

Según la Organización de la Viña y el Vino, Australia fue la quinta nación productora de vino del mundo en 2017, detrás de Italia, Francia, España y los Estados Unidos.

El sur de Australia es responsable de cerca del 50 por ciento de la producción anual de Australia y del 75 por ciento del vino premium.

FUENTE: The Lead South Australia.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: