martes, junio 25, 2024
BebidasBrebajes

Blancos extremos para encantar en primavera

Compártelo:

Explorar rincones del país buscando escenarios para la creación de vinos excepcionales ha sido el compromiso de Familia Torres desde su llegada a Chile. Y es en este viaje de descubrimiento donde se han encontrado con múltiples lugares de características únicas, que -sin duda- aportan un toque singular a la viticultura. 

Y es bajo el distintivo Colección de Valles, a través de su línea Cordillera, que Miguel Torres Chile presenta vinos con una personalidad varietal intensa y particular. Además, cada uno es originario de renombradas regiones vitivinícolas nacionales. Este portafolio ofrece al consumidor exponentes de zonas exclusivas y muy extremas de Chile, que reúnen lo mejor de cada terroir para cada variedad. De esta forma entregan un producto no repetible con sello e identidad particulares. 

Cordillera de Los Andes Sauvignon blanc y Cordillera de Los Andes Chardonnay son conocidos representantes parte de este proyecto de Miguel Torres Chile. Exponentes ideales para encantarse cuando ya se ha iniciado la nueva temporada primavera–verano 2023.

Desde el sur

Cordillera Sauvignon Blanc proviene de viñedos ubicados en la zona sur, más precisamente en Osorno. Allí hay suelos volcánicos, expuestos al frío -por latitud, no por cercanía al mar-, con buen asoleamiento y plantados en terrazas, lo cual permite una maduración lenta y pausada. Y que con su añada 2020 fue reconocido con Medalla de Platino (97 puntos) en los Decanter World Wine Awards 2022.

Con D.O. Valle de Osorno, Cordillera Sauvignon blanc es un vino de color pajizo con tintes amarillos. En nariz muestra toques de hierbas, frutas cítricas y guayaba que la hace muy elegante. En boca es fresco, filoso, con una acidez muy presente, que da paso a un retrogusto lleno, que abarca toda la boca. Ideal para disfrutar junto a mariscos como ostras, ostiones, erizos de mar y pescado blanco cocinado al limón.

Desde el norte

En tanto, Cordillera Chardonnay proviene del Valle del Limarí, donde es cultivado en un suelo que corresponde a una terraza aluvial del río Limarí. El clima es templado-cálido, con noches muy frías. Está ubicado a sólo 29 km. del Océano Pacífico, donde el mar hace sentir su influencia por medio de la brisa marina, que entra a diario logrando un vino de aroma fresco y frutal. 

En nariz, Cordillera Chardonnay exhibe una gran complejidad aromática, muy intensa, marcada por notas minerales, florales, cítricas y lichi. En la boca es cremoso, fresco, con una acidez jugosa, intensa y cierta salinidad que imprime el sello de los suelos calcáreos del Limarí. A la hora de elegir armonías, es compañero ideal para acompañar la trucha y el salmón ahumado, también los mariscos frescos y todo tipo de pescado al horno y en salsa.

Ambos productos están disponibles en las cartas de vino de las dos embajadas culinarias La Bodeguita Miguel Torres, en Curicó y Vitacura. Y también en la tienda de vinos en línea Grandesterrunos.cl.


Suscríbete a nuestro newsletter

Deja una respuesta Cancelar la respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido
Salir de la versión móvil