Consumo de carne ayuda en proceso de aprendizaje

Alimentarse sanamente es fundamental para una vida saludable y también para el proceso de aprendizaje de los estudiantes. Así lo explica Erica Kowarick, nutricionista de la empresa importadora de carne Athena Foods. “Si el cuerpo recibe los nutrientes precisos en las porciones recomendadas, el cerebro estará activo y receptivo. Sobre todo en los momentos de atención a una clase o para desempeñarse bien durante una evaluación. Mientras que su deficiencia puede causar problemas en el metabolismo e incidir directamente en el aprendizaje”.

La experta de la firma también señala que el consumo de carne de vacuno, al menos dos veces a la semana, proporciona numerosos beneficios para la salud. Esto gracias a que las proteínas de origen animal –carne de res, cerdo, pescado, huevos, lácteos– se absorben con mayor facilidad que las vegetales. Mientras que las primeras tienen una absorción del 90 a 99 por ciento, las vegetales se absorben en un 60 o 70 por ciento. Y, a mayor absorción, mayor disponibilidad para la regeneración de tejidos, un proceso esencial para mantener un buen estado.

“La carne de res, cerdo, pollo o pescado aporta numerosos nutrientes que necesitamos para estar saludables. Posee una alta proporción de aminoácidos esenciales, moléculas que constituyen las proteínas y que no son elaboradas por el organismo, por lo que solo se adquieren a través de la comida”, agrega.

Elementos esenciales de la carne

Erica Kowarick, además, resalta que la carne de vacuno es uno de los alimentos más completos en dos elementos esenciales.

Hierro: El principal trabajo de este mineral es transportar el oxígeno por todo el cuerpo y producir glóbulos rojos. Su deficiencia causa anemia nutricional.

Vitamina B12: Esta vitamina está presente, únicamente, en la proteína animal como el pescado, la carne, los huevos y los lácteos. Es importante para la formación de glóbulos rojos en la sangre y para el mantenimiento del sistema nervioso central. La ausencia de esta vitamina causa anemia perniciosa o megaloblástica, es decir, la disminución de los glóbulos rojos. Ello dificulta el transporte del oxígeno a través del cuerpo. Su ausencia puede generar trastornos cardiovasculares, renales y diversas enfermedades.

La recomendación es consumir carne 3 veces por semana para favorecer el desarrollo de los huesos, articulaciones, tendones, ligamentos, hormonas y anticuerpos, entre otros. Sin embargo, “es el equilibrio en el consumo de alimentos lo que hará que nuestros niños se desarrollen tanto física como cognitivamente” destaca Kowarick.

Comparte esto:
error: Este contenido está protegido
Salir de la versión móvil