Viña chilena es primera en lanzar vinos con propósito

La Playa Wine es la primera viña de Latinoamérica en ser miembro de 1% For the Planet (1FTP), movimiento global que apoya soluciones ambientales a través de membresías anuales. La organización sin fin de lucro ya reúne a más de 3.000 marcas en el mundo y ha canalizado donaciones por sobre US$285 millones desde su creación en 2002. El rol de 1FTP es conectar donantes con ONG sin fines de lucro, las cuales reciben los fondos para ejecutar acciones por el medioambiente.

Fue precisamente en 2020 cuando La Playa Wine decidió transformar su propósito y utilizar su negocio como herramienta de aporte a la protección y cuidado medioambiental. Específicamente el objetivo es aportar parte de sus ingresos a la protección del borde costero, con la finalidad de aportar en esfuerzo de recuperación y protección.

“Nuestro compromiso es desarrollar una marca de vinos sustentable, producida en forma responsable, preocupada por el medioambiente y generar un impacto positivo en las comunidades aledañas. El éxito de nuestro negocio lo medimos en base a cuanto puede aportar a la reconstrucción y preservación del Borde Costero de Chile”. Así lo afirma Nicolás Sutil, presidente de la firma.

Líneas de acción

Anualmente la viña aportará el 1% de las ventas a su propósito, realizando este año la primera donación a través de 1% For the Planet hacia la Fundación Punta De Lobos ubicada en Pichilemu. Los montos recaudados se utilizarán para el programa de reforestación de flora nativa del parque, con el objetivo de restaurar el borde costero. Este plan de reforestación ejecutado por Fundación Punta de Lobos considera plantar 19 especies de flora nativa en una superficie de 22.000 m2.

Otra porción de los aportes va dirigida a talleres en terreno de educación medioambiental a colegios rurales del Valle de Colchagua. El objetivo es que los niños aprendan y valoren los esfuerzos de conservación del borde costero.

La Playa Wines apunta a vinos frescos que privilegian la fruta, con equilibrada acidez y buen volumen, influenciados por la corriente de Humboldt de mar a cordillera. Cuenta con un portafolio de tres niveles: Estate Series, Reserva y Gran Reserva, los cuales provienen de 7 Denominaciones de Origen. Ellas abarcan 900 kilómetros de norte a sur, desde el Valle del Limarí hasta el Valle de Itata.

Actualmente están certificados por el Código de Sustentabilidad de Wines of Chile y todas sus etiquetas cuentan con el sello V-LABEL. Este último es un símbolo reconocido internacionalmente para el etiquetado de productos veganos, que entrega transparencia y claridad al consumidor al momento de elegir sus productos.

Comparte esto:
error: Este contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: