Tips para disfrutar de un espumante en su día

Hoy 22 de octubre se celebra el Día del Espumante, esa chispeante bebida que usamos para festejar por excelencia. A menudo se asocia con el lujo, la elegancia y/o la celebración, por lo que se consume preferiblemente para conmemorar acontecimientos especiales.

Sin embargo, se trata de un producto muy versátil y se puede disfrutar todos los días como aperitivo, formar parte de diferentes tragos o acompañar las comidas. Ello ocurre porque no invade los sabores de las preparaciones y los armoniza muy bien.

El maridaje entre un vino espumoso y comida depende de su estilo. Naturalmente un vino espumante es un excelente aperitivo, un vino para toda ocasión y también funciona excelente con muchos tipos de alimentos.

Consejos para servirlo

Es muy importante servir el espumante al momento de abrir su envase, si no pierde su efervescencia. Para eso debes sujetar la botella por la parte inferior ubicando el dedo pulgar en el hueco de la base. Luego, sostener la copa, que debe estar ligeramente inclinada, y servir el espumoso haciendo que se deslice por la pared de la copa.

También se debe servir frío, pero no helado, por lo que la temperatura ideal para servirlo es entre 6° y 8°C. Esto permite disfrutar su frescura y sus aromas, haciendo más placentera la sensación en boca. Se dice que hay más de siete millones de burbujas en cada botella… ¡Alrededor de un millón en cada copa!

El mejor método para enfriar el espumante, es ponerlo en una cubeta repleta de hielo, y dejar ahí unos 20 o 30 minutos. Si se refrigera en el refrigerador, debe hacerse durante cuatro horas en la parte convencional, ya que si lo dejas en el congelador, puede perder algunas de sus propiedades.

Para servirlo, los expertos recomiendan usar copas en forma de tulipa, y no las de flauta que por año se usaron, ya que las primeras les dan a las burbujas el espacio que necesitan y también concentran los aromas.

Más consejos

Por último, te aconsejamos, que una vez abierta la botella, la consumas entera. Ya que no hay ningún método que permita conservar esta bebida con todas sus propiedades intactas. Si bien existen selladores de vino que prolongan su sabor, no conservan todas sus particularidades. Una excelente opción para olvidarse de la cuchara dentro de la botella es optar por las latas en formato de 250 cc, como las de Amaranta Brut, la medida ideal para un par de copas o como ingrediente de tu spritz preferido.

Otra excelente opción para estos días de calor es el vino espumante Sauvage Blanc de Doña Paula, el primer vino espumante de Argentina elaborado con uvas 100% Sauvignon Blanc. Por último, te recomendamos el espumante Carmen Cuvee extra brut, que ofrece un dulzor agradable pero no muy predominante.

Todos estos espumantes los puedes encontrar en el sitio web Santaritaonline.com.

Comparte esto:
error: Este contenido está protegido
Salir de la versión móvil