domingo, julio 14, 2024
SociedadTendencias

¿Sabías que una tabla de charcutería entrega las proteínas que necesitas?

Compártelo:

Las proteínas pueden obtenerse de diferente forma y son una parte importante de una dieta equilibrada y de la alimentación en general. Sin ir más lejos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo de 0,8 gramos de proteína por cada kilo de peso corporal. Esto es aún mayor cuando se tiene actividad deportiva intensa, por ejemplo.

Poco a poco las personas toman conciencia de cuánto deben consumir, considerando diferentes factores, tales como su peso, edad, masa muscular, entre otros. Muchas veces se preguntan cómo lograr estas metas diarias y no siempre toman en cuenta que todos los alimentos que consumen en el día aportan a esa meta.

No solo un desayuno equilibrado o un buen almuerzo o cena pueden entregar las proteínas necesarias para el día a día. También pueden serlo otro tipo de comidas, tales como snacks e, incluso, tablas y picoteos. Pero ¿qué comer? Dentro de los alimentos con proteína, la carne de todo tipo es la que aporta más proteína y de “mayor valor”. Es decir, que contiene aminoácidos esenciales en proporciones altas y adecuadas.

Cristóbal Morales, experto y embajador de la charcutería española, y dueño del restaurante español La Bodeguilla de Cristóbal, comenta al respecto. Dice que con preparaciones sencillas y rápidas, como una tabla de picoteo con charcutería española, se puede incorporar más proteína a nuestra alimentación. Además, es una alternativa para compartir en toda ocasión, a media tarde, en la noche o antes de un almuerzo.

Opciones para picar

¿Qué productos pueden incluirse? “El Jamón serrano, uno de los embajadores más famosos de la charcutería española, así como también el lomo embuchado que goza de un alto contenido proteico en relación a su grasa. También puede incorporarse en tablas el salchichón, regularmente condimentado con pimienta y nuez moscada. El chorizo sarta (en forma de herradura) o chorizo vela que es más grueso, y, por último, el fuet, como se denomina al clásico salchichón, pero de menor calibre. Basta disponerlos en lonchas (láminas finas) y se pueden acompañar a gusto de pan, frutos secos, fruta fresca, aceitunas, quesos u otros”, ejemplifica Morales.

La carne de cerdo de capa blanca, además de gozar de gran popularidad, es una fuente de proteínas de calidad, así como de vitaminas del grupo B (B1, B3, B6 y B12). También contiene minerales como el zinc, hierro de tipo hemo, potasio y fósforo que desarrollan funciones esenciales en nuestro organismo, entre ellas, el funcionamiento del corazón. Por otra parte, la grasa de la carne de cerdo (de capa blanca e ibérico) presenta un 70% de grasas insaturadas, aportando un adecuado perfil lipídico.

De esta forma, y a partir de una tabla con charcutería, podemos estar supliendo la cuota necesaria de proteína en nuestro día a día. Una preparación especial para compartir que puede ser disfrutada en días festivos u ocasiones especiales, sin perder el objetivo de cumplir con los requerimientos nutricionales para una buena alimentación.


Recibe nuestras novedades

Te invitamos a que nos dejes tus datos para seguir en contacto y enviarte nuestras últimas novedades.

Al hacer clic en enviar, aceptas compartir tu dirección de correo electrónico con el sitio y con MailChimp para recibir actualizaciones y otras informaciones de interés.

No compartiremos tu información con ninguna otra persona o empresa.

Utiliza el enlace de cancelación de suscripción de esos correos electrónicos para eliminar tu suscripción en cualquier momento.

Deja una respuesta Cancelar la respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido
Salir de la versión móvil