¿Quieres aprender a salar correctamente la carne?

El uso excesivo de sal es uno de los grandes problemas que hoy enfrentamos como sociedad, provocando diversos daños en nuestra salud. Ello ocurre porque la mayoría de las personas desconoce cómo utilizarla de manera correcta.

Bajo ese contexto, uno de los productos que genera más debate es la carne. En instancias como asados, cenas o almuerzos siempre surgen interrogantes sobre ¿cómo salar la carne apropiadamente? o ¿cuál es la cantidad de sal necesaria? Incluso, algunos se cuestionan si este ingrediente logra potenciar verdaderamente el sabor de la carne.

Tampoco tenemos lo que se denomina como “cultura de la sal”, según explica Joel Solorza, chef y director de la Escuela de Gastronomía de Universidad de Las Américas. El especialista señala que “tenemos una gran variedad de sales, como la de roca, mar, espuma y escama (que entrega esa sensación de crocancia), de tal manera que los usos son totalmente diferentes. Hay sales como la de escama que se utiliza en preparaciones como ensaladas y que produce un efecto de explosión en la boca. La sal de roca (o fina) es la de mayor consumo en el país y hoy se puede encontrar mejor calidad de este producto para saborizar comidas. Sin embargo, la cantidad de sodio es la misma, por lo que hay que tener los cuidados pertinentes”.

Más respuestas

Por su parte, Miguel “Serrucho” Valenzuela, chef de El Carnicero “Maestro en carnes”, contesta algunas interesantes preguntas sobre cómo salar nuestra carne correctamente:

– ¿Qué diferencias puede traer en un plato el uso de los distintos tipos de sal?

Si son especiadas aportan sabor. Si es de mar hay que tener control al salar, ya que en el caso de las carnes se absorbe de manera más lenta (siempre acorde al tipo de carne). Y la sal fina se impregna con mayor rapidez.

– ¿Es la sal gruesa la mejor opción para salar la carne?

Este tipo de sal es recomendable para asados y parrillas, porque la absorción es más lenta, que es lo que requiere la carne. Hay que salar el corte por ambos lados y luego dejar cocinar. De hecho, cuando comienza a soltar los jugos es cuando se voltea. Para la parrilla esta sal es ideal, ya que se puede afinar en molinillos.

¿En qué tipo de preparaciones quedan bien las sales que incorporan otros condimentos?

Sirven para variadas preparaciones, pero hay que hay que tener en cuenta el tipo de carne. Con aliños como eneldo o condimentos más suaves se puede aplicar en proteínas como pescado o pollo. Y para carnes rojas se puede usar sal con aliños más fuertes como el romero.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: