Preparaciones para maridar con un Late Harvest

El Late Harvest es un vino para todas las ocasiones, pero saber cómo y con qué preparaciones maridar sus tonalidades hará de esa copa una experiencia única y perfecta. Es gran una excusa para celebrar todos los días, especialmente con la llegada del mes de septiembre y las ganas de pasar la tarde en una terraza.

Se trata de un vino que es ideal para disfrutar con amigos y familia, gracias a sus tonalidades frutales, aromas y versatilidad. Un ejemplo de ellos es el Late Harvest de Concha y Toro, que se caracteriza por su color, dulzor, un sabor delicadamente frutoso al paladar, limpio de aromas que evoluciona con el tiempo.

De esta categoría se desprenden dos variedades: Late Harvest Sauvignon Blanc, en el cual se logran percibir notas de papaya, frutas tropicales y toques de miel. También está el Late Harvest Rosé, un vino que posee notas de granada, fruta mediterránea, berries y miel.

Maridaje perfecto

El sommelier senior de Concha y Toro, Massimo Leonori, entrega algunos tips para disfrutar este vino con maridajes únicos y fáciles de hacer con amigos y/o familia.

Para el caso del Late Harvest Sauvignon Blanc propone las ostras frescas. La naturaleza de estos moluscos y la neutralidad de su sabor hace que las tonalidades de Late Harvest se destaquen muy bien. También combina bien con kuchen, strudel o cualquier otro postre horneado con sabor a frutas, ya que hará que los sabores se potencien. Además, armoniza muy bien con sorbete de mango o papaya, pues su frescura mezclada con el dulzor del vino es una excelente combinación para las tardes de terrazas.

Para el Late Harvest Rosé, el profesional recomienda foie gras. El sabor dulce que aporta este vino combina bien con la grasa del foie. También sugiere los quesos de alta maduración o quesos azules, destacando -por ejemplo- Parmigiano Reggiano y Roquefort. Acá el dulzor del Late Harvest suavizará las intensas notas saladas y picantes de los quesos logrando una perfecta armonía. Otra opción para maridar es el Panettone o Pan de Pascua, debido a que la intensidad de Late Harvest Rosé destacará los sabores y aromas de las frutas de estas preparaciones.

Otro aspecto que no hay que olvidar es la temperatura a la que se debe servir un vino, ya que es fundamental para que éste exprese adecuadamente sus cualidades, virtudes y sabores. En el caso de un Late Harvest la temperatura idónea es de 10°C. Además, el tamaño de la copa debe ser pequeña para lograr que el vino entre en la parte posterior de la boca y así el dulzor no se sienta muy empalagoso.

Comparte esto:
error: Este contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: