Pizzería apuesta por la inclusión gastronómica

Que carnívoros, vegetarianos y veganos se reunieran en torno a sus pizzas y empanadas argentinas fue el objetivo de Juan Pablo Monasterio. Este transandino hace un año le dio el puntapié inicial a Bien Argento, un negocio que recupera recetas tradicionales de su familia para el deleite de grandes y chicos.

Aunque su formato de venta en un comienzo era presencial, la llegada de la pandemia -como a muchos- le hizo cambiar el modelo. Pero, lejos de amilanarlo se asoció con Gastón, Facundo y Daniela para dar el siguiente paso. Hoy ofrece sus productos crudos y congelados, incorporando una amplia gama de pizzas y empanadas caseras a su negocio.

Las empanadas son otra de las especialidades de Bien Argento.

Así, cada persona y/o familia puede disfrutar de su propuesta en la comodidad y seguridad de sus hogares, cuando quieran. Las pizzas son cuadradas de 20 x 20 cms de masa a la piedra artesanal y tradicionales como de Mozzarella, Pepperoni Americano, Carne, Argenta (jamón y pimentón) y Jamón Cocido. Estas son algunas de las variedades que se pueden encontrar en www.bienargento.com para disfrutar de un producto fresco y gourmet.

Con ellos hizo suyo el concepto de “inclusión gastronómica”, sin que importe el tipo de alimentación que lleven los comensales. De esta forma, Bien Argento permite optar por pizzas vegetarianas y veganas, preparadas con ingredientes de primera calidad al más puro estilo argentino. Asimismo, la marca binacional ofrece deliciosas empanadas para carnívoros, vegetarianos o veganos.

En esta categoría, mención especial merecen la empanada fugazzetta y las ya conocidas empanadas de humitas. Estas últimas tienen una cremosa base de choclo, que deleitan a quienes no consumen carne ni productos de origen animal.

Otro punto importante es que todos los productos tienen el mismo precio, sin importar los ingredientes que contengan (pizzas $3.750 y empanadas $2.000). Así es que no hay excusas para no comer rico. En Bien Argento, siempre habrá una pizza o empanada para cada paladar y gracias a que son productos crudos y congelados, ni pizzas ni empanadas tendrán que recalentarse al llegar. ¡Por el contrario! Solo basta recibir, meter al horno y ¡a disfrutar!

Comparte esto:
error: Este contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: