Ocho pasos para no desperdiciar alimentos

El último informe revelado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) demuestra que el desperdicio de comida en el mundo es preocupante. Son 931 toneladas anuales, lo que equivale a un quinto del total de alimentos disponibles a nivel planetario.

Y un 11% del total desperdiciado ocurre en hogares. Pero existen distintas formas de contrarrestar este fenómeno y no solo aprovechar al máximo cada alimento, sino que también generar importantes ahorros.

Es lo que propone el chef y referente en la tendencia del Trash Cooking (preparaciones a partir de sobras de comida) Gabriel Cifuentes. Él comparte sus recetas en el Instagram @gabocif, donde explica que un consumo eficiente de alimentos en casa se puede lograr implementando 8 pasos:

  1. Planifica un menú semanal. Tecnologías de sellado al vacío como FoodSaver, permiten preservar alimentos y programar de forma mucho más organizada las preparaciones de la semana.
  2. Hacer una lista de compras con los productos necesarios que vas a consumir.
  3. Almacena adecuadamente los alimentos. Métodos como FoodSaver te permiten almacenarlos en distintos lugares, como la despensa, el refrigerador o incluso el congelador.
  4. Saber diferenciar entre la fecha de caducidad y la de consumo preferente.
  5. Congela correctamente los alimentos. Muchas veces no basta con ponerlos en el congelador, sino que también deben ser sellados al vacío, por lo que su vida útil se extiende considerablemente.
  6. Calcula adecuadamente las cantidades que vas a consumir por ejemplo realizar un menú semanal.
  7. Coloca los alimentos más viejos delante de los nuevos.
  8. Aprovecha los alimentos para otra comida.

Respecto del último paso, Gabriel Cifuentes complementa que “todos los alimentos orgánicos se pueden reutilizar de forma íntegra. Y se pueden consumir en sólido o líquido. Por ejemplo, de las cáscaras de naranjas es posible hacer postres o infusiones. Los tallos o cáscaras de verduras pueden convertirse en fondos saborizados que ayudan a otras preparaciones a potenciar su sabor, al incorporarlos en vez de agua, por ejemplo”.

“Otra recomendación muy sencilla es simplemente deshidratar las cáscaras a temperatura muy baja, en un tiempo prolongado. Al incorporarlas a una comida proporcionan una textura crocante deliciosa”, agrega el chef.

Sellado al vacío

Estos simples pasos para aprovechar al máximo tus alimentos pueden ser complementados con el método de sellado al vacío, como el de FoodSaver. Así se puede extender la vida útil de distintos alimentos, haciéndolos consumibles por mucho más tiempo, incluso cuando se trata de carnes o vegetales.

Ello es posible porque el sistema incluye una máquina que funciona con bolsas, rollos y contenedores diseñados especialmente para sellar al vacío distintos alimentos. El sistema saca el aire de bolsas y contenedores y luego sella herméticamente para bloquear y proteger la frescura y propiedades de los alimentos.

Por ejemplo, carne y pollo pueden extender su tiempo desde 6 meses estando congelados de forma convencional hasta 3 años. Algo similar ocurre con el pan o algunas verduras. Mientras que otros alimentos como pescado, sopas y granos de café pueden permanecer hasta 2 años. En la despensa también hay beneficios mediante sellado al vacío: harina, azúcar, pastas y arroz pueden durar hasta 2 años.

Descubre más consejos, recetas y opciones para sumarte a esta nueva manera de cocinar y preservar los alimentos en www.foodsaver.cl y en el Instagram @foodsaver_chile.

Comparte esto:
error: Este contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: