Mañana es el Día Internacional de la Riesling

Mañana se conmemora un nuevo Día Internacional de la Riesling, una variedad o cepa de uva blanca que tiene su origen en la región del Rin, en Alemania.​ En ese país europeo es la más plantada, alcanzando sobre un 20% de la superficie de vides viníferas.

Su existencia fue documentada por primera vez en 1435 en el inventario de bienes de los condes de Katzenelnbogen, un pequeño principado a orillas del Rin. Allí se puede leer que ellos poseían «seis barriles de Riesslingen adquiridos a un viticultor de Rüsselsheim».​ Asimismo, otra mención la otorga el herborista Hieronymus Bock o Hieronymus Tragus, quien recoge esta cepa en su compendio de botánica Neu Kreutterbuch (Nuevo herbolario), editado en latín de 1552.

Otras naciones

Cabe añadir que existen otros países que la adoptaron a lo largo de los siglos. Es el caso de Francia, donde se cultiva en Alsacia y que es la única región gala donde se permite su plantación. Esta variedad blanca también destaca en Austria, República Checa, Luxemburgo, Italia y otras naciones. En todos los casos, salvo algunas excepciones, siempre se cultiva en zonas de clima fresco.

En el caso de Chile se la encuentra en la zona centro sur, donde se presentan inviernos un poco más fríos. De acuerdo con el Catastro Vitícola Nacional 2019 del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), ese año se contabilizaron 393,54 hectáreas. Esa cifra implica en decrecimiento de casi 10% en comparación con 2018. Su producción se enfoca principalmente en los valles de Rapel, Curicó y Maule.​

Pese a que no se encuentra entre las principales vides explotadas en Chile, sus primeras plantaciones datan de 1885, año en que fueron importadas desde Alemania por la viña Undurraga. En la actualidad y, con la apertura de nuevas zonas más hacia el sur, esta cepa presenta un importante potencial de expansión.

Sus características

La Riesling expresa muy bien el terroir donde crece. Se trata de una variedad muy aromática, con notas afrutadas y florales. Ello la hace muy fácil de beber y valorar.

Sin embargo, los diferentes tipos de suelo y de madurez de la uva ofrecen resultados distintos. Por ejemplo, en climas frescos también puede dar matices cítricos y de fruta verde. En zonas más templadas, esas notas cítricas y frutales son más intensas. Y si la zona es más calurosa, con otoños largos y soleados, los aromas pueden llegar a ser de frutas tropicales.

Asimismo, su alta acidez es otra de sus características, lo que permite largas evoluciones en botella y que pueden transformarse en sabores a miel, pan tostado e, incluso, notas ahumadas.

Ahora ya tienes toda la información necesaria para brindar por el Día Internacional de la Riesling. Acá te dejamos algunos vinos elaborados con esta cepa y destacados por la revista inglesa Decanter y el concurso Catad’Or.

  • Falernia Riesling Reserva 2018.
  • Santa Berta Riesling 2017.
  • Estampa Inspiración Riesling 2019.

También puedes revisar los Riesling chilenos distinguidos recientemente en el certamen The Global Master impulsado por la revista británica The Drinks Business.

Comparte esto:
error: Este contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: