Hoy es el día de la cerveza casera

Hoy se celebra el Día de la Cerveza Casera, un segmento de mercado que ofrece cada vez más una amplia cantidad de productos. En el último tiempo muestra una gran evolución, incorporando cervezas artesanales con sabores que pueden ser exóticos y de diferentes intensidades. En ese contexto, el maridaje con cerveza es una práctica cada vez más común, dejando un poco de lado el vino.

Y es que por años el vino ha sido el rey de la mesa a la hora de maridar con carnes, pastas o pescados. Pero dado el auge que ha tenido la cerveza en el mundo, con la aparición de diferentes cervecerías artesanales que cuentan con diferentes técnicas y sabores para crear productos novedosos, la oferta de bebidas para poner en práctica un buen maridaje se ha ampliado.

“Para carnes a la parrilla se sugiere las cervezas oscuras, con notas a tostado o ahumado y de alta fermentación. La Stout, Imperial Stout o, incluso, la Kross 110, son las más indicadas. De esta forma, los sabores algo amargos se emparejan perfectamente con el ahumado de las carnes asadas al carbón o leña”. Así lo señala Asbjorn Gerlach, co fundador y maestro cervecero de Kross.

En el caso de los embutidos, encontrar la combinación exacta es complicado. Aquí el consejo es compensar el sabor fuerte o su textura con cervezas más ligeras y suaves.

En cuanto a las carnes rojas, hechas a las brasas, por ejemplo, se pueden combinar con cervezas rubias más ligeras y suaves. Este tipo de preparaciones tienen un sabor peculiar y la cerveza no les puede restar sabor. Por eso hay que escoger algunas que sean del tipo lager, que tienen un toque mucho más suave y que permite saborear la carne sin ser interrumpida, dice Gerlach.

Para el maestro cervecero, hay ciertos tipos de cerveza que resultan en una coordinación exacta con ciertas comidas. En ese caso, si lo que se tiene en la mesa es un plato de carne de cerdo, la combinación perfecta es con una cerveza del tipo Lager o Pilsen, que tienen la característica de ser ligeras y suaves.

“Algunos tipos de carne de cerdo, como el costillar, dejan un rastro de grasa en la boca, algo muy normal en estos cortes. Por lo tanto, para sentir más el sabor de la carne hay que buscar la combinación con cervezas suaves”, dice Marcelo Muñoz, de Doña Carne.

Si el maridaje es con carnes blancas asadas, una lager liviana o una brown ale también son la mejor opción. Todas ellas complementan perfectamente el sabor del pollo, por ejemplo.

Sin embargo, “al momento de cocinar alguna carne blanca con cerveza, como se usa en algunas cocinas chilenas, es importante que el maridaje se realice con la misma cerveza que se utilizó para cocer el corte elegido”, finaliza Muñoz.

Ya lo sabes, hoy se celebra el día de la cerveza casera, por lo que puedes poner en práctica alguno de estos consejos.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: