jueves, julio 18, 2024
SociedadTendencias

El arte de maridar vinos con comida vegetariana

Compártelo:

Existen tantos platos vegetarianos y veganos como vinos en Chile, por lo que queremos contarles que las posibilidades para maridar son muchísimas y para nada restrictivas. Las reglas son las mismas que cuando se realiza con platillos sobre la base de carnes rojas o blancas.

Así lo afirma Andrea Jure Duarte, socia fundadora de Mujer Andina Wines y enóloga de viña Monte Franco, producida por la importadora y distribuidora La Liebre. Según la especialista, la clave es encontrar el equilibrio adecuado y atreverse, porque el vino debiese ser considerado como un “alimento”. Por lo menos así lo perciben los amantes del vino, encontrándole beneficios para la salud física y emocional.

Platos y vinos

Es por ello que la enóloga entrega algunos tips sobre qué comidas son las más recomendadas para maridajes con vinos tintos, sobre todo en esta época de mayor frío. Para platos como pastelera con un pino de zapallo italiano o de carne de soya o crema de zapallo Butternut con leche de coco, una excelente opción es el Carmenere Reserva. Ya que, por sus aromas intensos a frutos rojos y especias como pimienta negra, maridaría de manera perfecta.

Para platos sobre la base de legumbres, como guisos de lentejas con arroz basmati o garbanzos al cilantro con parmesano, un maridaje delicioso podría ser el Carmenere Etiqueta Negra. Es un vino elegante, con un final largo y una acidez equilibrada. Tiene 14 meses de guarda en barrica: 25% en barrica nuevas, 25% con segundo uso y 50% en barricas de tercer y cuarto uso, antes de preparar la mezcla final.

En cuanto a platos con verduras, como una lasagna de berenjena con tomate y zapallo italiano o bien un ratatouille o una tartaleta de alcachofa, el Cabernet Sauvignon es el mejor maridaje. Va excelente junto a preparaciones cremosas y especiadas. Ideal tomarlo a 16 grados de temperatura.

Con el Cabernet Sauvignon Etiqueta Negra de Monte Franco se puede maridar un kebab con champiñones y tofu, acompañado de sésamo tostado, que le da un sabor “a la parrilla” así como también un risotto de setas y shiitake.

Otro componente para tener en cuenta cuando se marida champiñón asado, tomates secos y quesos muy maduros, es el Umami o el quinto sabor. Éste es proporcionado por el ácido glutámico presente naturalmente en este tipo de alimentos, que les aportan más profundidad a los sabores. Acá se sugiere incorporar vinos tintos bien robustos, como el Cabernet Sauvignon Etiqueta Negra.

Combinar texturas y sabores

Para Andrea Jure, maridar platos vegetarianos o veganos -más que una moda- es una tendencia, y no se trata de qué comes, sino con qué y con quién comes. «Disfrutar la comida es un principio básico de los que saben apreciar la vida y sus pequeños detalles», explica la enóloga.

Finalmente, la invitación es disfrutar de la comida junto a un buen vino, de usar los 5 sentidos y sentir en cada momento los sabores y aromas que se desprenden de nuestros alimentos y bebidas. Y saber que juntos son mejores que por separado.

En países como Estados Unidos, cada día hay más personas que no comen carne y maridan sus platos con vinos tintos o blancos. Hoy los consumidores están más informados y se atreven a probar. Ahí está la clave: combinar las texturas y los sabores con los del vino.

Deja una respuesta Cancelar la respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido
Salir de la versión móvil